ante el parlamento

Vecinos de Figarol denuncian "irregularidades"por parte del presidente del Concejo y piden a UPN que le "haga recapacitar"

EFE - Miércoles, 17 de Enero de 2018 - Actualizado a las 17:17h.

Pamplona. Una plataforma vecinal de Figarol ha denunciado diversas "irregularidades" por parte del presidente del Concejo de Figarol, Rafael Martínez Beorlegui, ha pedido a UPN que "haga recapacitar" al alcalde regionalista y ha lamentado que "no se está velando por los intereses del concejo".

"No estamos aquí porque podáis solucionar nada, pero sí os pedimos, sobre todo a UPN, que le hagáis recapacitar", ha afirmado en una sesión de trabajo parlamentaria el miembro de la plataforma Eduardo Traguany, que realizaba estas declaraciones en referencia al presidente del concejo de Figarol acusado de supuestas irregularidades, Rafael Martínez Beorlegui.

Tras advertir que "no se está velando por los intereses del concejo" sino por los intereses del propio alcalde regionalista, Traguany se ha remontado a 1998 para poner en contexto las irregularidades que se achacan al presidente del órgano.

Según ha recordado, los hechos derivan de la cesión de un inmueble, conocido como La Residencia, que el Gobierno de Navarra hizo al concejo en 1998 por un periodo de 9 años y medio.

A su vez, y en un primer momento, el concejo decidió ceder a título gratuito el inmueble a la Asociación Club Hípico Doshaches. Transcurrido ese plazo, sin embargo, se acordó establecer una nueva cesión por otros 10 años, en este caso fijando una renta de 450 euros mensuales.

Tras reconocer que inicialmente la asociación hípica pagó "religiosamente" la cantidad estipulada, Traguany ha subrayado que con el nombramiento del nuevo presidente del concejo, el regionalista Rafael Martínez Beorlegui, que a su vez era el responsable de la hípica Doshaches, comenzó a pagarse 166 euros al mes en lugar de los 450 establecidos.

Al ser cuestionado, Martínez afirmó que se trataba de un "error administrativo" para, posteriormente, tomar la decisión de suprimir la renta fijada. Todo ello llevó al concejal regionalista Agustín Fadrique a denunciar los hechos ante el Tribunal Administrativo de Navarra, que emitió una sentencia emplazando a Martínez Beorlegui a abonar los 16.500 euros que adeudaba.

"Después de 8 meses, el concejo sigue sin reclamarle la deuda a Doshaches y Doshaches sigue sin pagarla", ha denunciado Traguany, que ha lamentado que "no se ha hecho caso a la resolución del TAN" porque "Doshaches es el alcalde del pueblo".

Además, ha criticado las "represalias" sufridas por el concejal que destapó esas irregularidades, José Manuel Pérez de la Iglesia, que fue desahuciado de la vivienda en la que llevaba 20 años residiendo.

Por otro lado, ha puesto de relieve otros hechos supuestamente fraudulentos, y ha explicado cómo el propio Martínez reconoció haber enganchado las farolas al alumbrado público sin el permiso del concejo. Aunque inicialmente se comprometió a pagar lo consumido, medio año después rectificó y aseguró que, como alumbraban un terreno público, no era necesario abonar lo consumido.

En nombre de UPN, Carmen Segura ha destacado que "tanto el recurrente como el recurrido" son regionalistas, y ha considerado que "esto está donde está por concejales de UPN que han denunciado".

Sin embargo, ha advertido que se trata de un "tema municipal" ante el que la Cámara Legislativa no tiene competencias. "Me parece perfecto que se venga al Parlamento, pero creo que el Parlamento poco puede hacer al respecto", ha señalado.