El TS descarta activar la orden para detener a Puigdemont en Dinamarca

Rechaza la petición de la Fiscalía y entiende que no es el momento oportuno para requerir a un país extranjero que detenga al expresident

EP / EFE - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 07:50h.

BARCELONA. El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga los hechos relacionados con el denominado 'procés', ha descartado reactivar la orden europea de detención contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Dinamarca, país al que ha viajado para participar en un debate organizado por la universidad de la capital danesa, porque considera que busca provocar su detención para poder delegar su voto en la investidura.En un auto, el juez Llarena subraya que desplazándose a Dinamarca, Puigdemont busca "favorecer una estrategia anticonstitucional e ilegal" para "forzar" la delegación de su voto como si su situación fuese la de privación de libertad" y poder hacer lo mismo que el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras;el exconsejero de Interior Joaquim Forn y el expresidente de ANC Jordi Sánchez, todos ellos en prisión."La jactancia del investigado de ir a desplazarse a un concreto lugar, no tiene otra finalidad que buscar la detención para subvertir la finalidad de un instrumento procesal que está previsto para garantizar la observancia del ordenamiento jurídico, convirtiéndolo en un mecanismo que le posibilite burlar el orden legal que rige la actividad parlamentaria", señala el auto.En este auto, el juez Llarena ha rechazado la petición realizada este lunes por la Fiscalía en la que solicitaba que volviese a emitir la euroorden para que las autoridades danesas detengan y entreguen al expresidente catalán, investigado por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.Destaca que esta solicitud de la Fiscalía es razonable si se contempla que el expresidente se encuentra fuera del territorio nacional para eludir un procedimiento penal. No obstante, añade que esta petición se enfrenta a matices que conducen a que esta decisión debe posponerse.El magistrado del alto tribunal explica que la decisión se aplaza a un momento en que el orden constitucional y el normal funcionamiento parlamentario no puedan resultar afectados por su emisión. Además, puntualiza que la reactivación de la orden de detención se debe hacer cuando el "Estado requerido pueda efectuar una completa evaluación de los hechos que sustenten la petición de colaboración".

INCERTIDUMBRE PENAL Puigdemont, en Bruselas desde el pasado 31 de octubre, abandona por primera vez la seguridad jurídica de Bélgica, donde ya no estaba sujeto a una petición de extradición de las autoridades españolas, y puso rumbo a un escenario de incertidumbre penal en Dinamarca.La justicia española atribuye delitos de rebelión, sedición y malversación de cargos públicos a Puigdemont y a los otros cuatro exconsejeros y diputados autonómicos que le acompañan en Bruselas (Clara Ponsatí y Lluís Puig, de JxCat, así como Antoni Comín y Meritxell Serret, de ERC), si bien estos no han viajado con él a Dinamarca.Las autoridades judiciales les consideran parte de la dirección del proceso secesionista en Cataluña que terminó con la declaración unilateral de independencia el pasado 27 de octubre y por el que están siendo investigados, entre otros, todos los consejeros autonómicos del que fuera el Gobierno de Puigdemont.En el vuelo de Bélgica a Copenhague de una hora y media de duración sí viajó junto al expresidente catalán, según pudo constatar Efe, el empresario Josep María Matamala, que le acompaña durante su estancia en Bruselas.El entorno del que fuera 130 presidente de la Generalitat había anunciado el viernes pasado que Puigdemont viajaría a la capital danesa para participar el lunes en un debate en el departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Copenhague con el título "¿Cataluña y Europa, en una encrucijada por la democracia?".Puigdemont, que aspira a revalidar como presidente de la Generalitat apoyado por la mayoría independentista del Parlamento de Cataluña, se quedará en Dinamarca al menos hasta el martes.Ese día participará en una reunión con diputados daneses en la sede del Parlamento del país nórdico, un encuentro impulsado por Magni Arge, miembro de una formación independentista del territorio autónomo de las Islas Feroe, y en la que no participarán diputados de la coalición de Gobierno.Tras confirmarse el vuelo fuera de Bélgica de Puigdemont, el Gobierno de España puso a disposición de la Fiscalía española toda la información que tiene el Ejecutivo sobre la situación del político.La Fiscalía española pidió hoy al Tribunal Supremo que curse la orden europea de detención del expresidente, como ya había anunciado que haría si este se desplazaba a Dinamarca.Según fuentes de la Fiscalía General del Estado, la solicitud de detención se ha remitido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, encargado del caso, y está dirigida solo a Dinamarca.El juez Pablo Llarena, quien al asumir el caso que antes estaba en manos de la Audiencia Nacional, el pasado 5 de diciembre decidió retirar las órdenes europeas de detención dictadas contra Puigdemont y los cuatro exconsejeros que se encuentran con él en Bruselas.El magistrado retiró también las órdenes de búsqueda y captura internacional contra ellos, pero mantuvo la advertencia de arrestarlos en cuanto entren en España.Llarena consideró que se debían retirar las órdenes europeas porque podrían condicionar la evolución de la investigación y porque solo podrían ser juzgados por los delitos reconocidos por el código penal del país de entrega, circunstancia injusta en relación con el resto de imputados en España, que no contarían con esa limitación.Si Puigdemont tomara la decisión de regresar a España sería inmediatamente detenido al pesar sobre él los cargos que el Tribunal Supremo le imputa, algo que dificulta una posible investidura como nuevo presidente regional de Cataluña.