Laura Pérez se defiende, pide calma, avala el cambio y anuncia acciones contra la dirección de Podemos

Laura Pérez. (Bergasa)

Afirma que es "rotundamente falso" que tuviera "interés personal" en la votación en la Cámara sobre el Certificado de Aptitudes Profesionales

D.N. - Lunes, 22 de Enero de 2018 - Actualizado a las 12:19h.

PAMPLONA. La parlamentaria foral y exsecretaria general de Podemos Laura Pérez ha anunciado que va a emprender "las acciones legales necesarias" contra la dirección de Podemos para ejercer su defensa tras ser suspendida cautelarmente de militancia por "posibles irregularidades en el ejercicio de sus funciones como cargo electo".En una comparecencia en el Parlamento ante los medios, Laura Pérez ha afirmado que el expediente que le ha abierto el partido "se enmarca en un contexto de acoso y derribo a quienes, con lealtad al partido y al cuatripartito, hemos mantenido posturas críticas siempre manifestadas a nivel interno y hemos defendido también políticas más rupturistas dentro de Podemos, así como su democracia interna".Laura Pérez ha considerado que "esta vez sin embargo han ido demasiado lejos", por lo que ha afirmado que no le queda "más remedio que agotar todos los cauces internos, pero también voy a emprender las acciones legales necesarias para mi defensa".La parlamentaria ha precisado que las acciones legales irían "contra la dirección del partido, que es quien ha iniciado esta denuncia y quien ha filtrado parte de la misma, porque desde luego tiene muchos otros elementos que no se han citado y que también son totalmente rocambolescos".Laura Pérez ha trasladado "un mensaje de calma pese a la gravedad de la situación", y ha reiterado que su "compromiso, como el de tanta gente que está detrás conmigo, es el de la responsabilidad con el cambio en Navarra, y dicho compromiso sigue intacto". "No se va a ver amenazada la estabilidad del cuatripartito porque como hemos dicho siempre nuestro compromiso es con un acuerdo programático y con nuestro programa político y seguiremos actuando y votando en coherencia con ello", ha asegurado.Respecto a la decisión del partido de suspenderle de sus portavocías, Laura Pérez ha asegurado que va a "seguir ejerciendo" sus funciones porque "creo que tengo un mandato popular que está respaldado por 46.000 personas y por lo tanto una cuestión interna, que además se ha llevado a cabo sin garantizar el derecho de defensa y sin respetar los procedimientos internos necesarios para ello, no tiene por qué afectar en absoluto a nuestra actividad". "Vamos a informarnos con la letrada del Parlamento de cuáles pueden ser los efectos y la repercusión de todo esto", ha indicado.En todo caso, sobre los pasos que vayan a dar el grupo o parlamentarios de Podemos, ha afirmado que no es "quién" para hablar de ello. "Lo haremos en el momento oportuno. Mi compromiso es no hablar en nombre del resto y lo haremos conjuntamente cuando llegue el momento", ha asegurado.Igualmente, ha dado su "agradecimiento por todas las muestras de apoyo que he recibido a lo largo de estos días y que son las que me dan aliento en estos momentos tan difíciles para Podemos".NIEGA INTERÉS PERSONAL EN UNA VOTACIÓN Durante su intervención, Laura Pérez se ha referido a parte del contenido del expediente que ha motivado su suspensión cautelar, afirmando que es "rotundamente falso" que se guiara por "un interés personal" en una votación en la comisión de Educación del Parlamento sobre la obtención del Certificado de Aptitudes Profesionales para estar en las listas del departamento de Educación del Gobierno de Navarra."Era la defensa de una petición de moratoria para la obtención del CAP que evitaría la expulsión de alrededor de 2.400 profesionales de las listas de Educación, de los que 300 se hallaban trabajando durante el curso 2016-2017", ha apuntado.Laura Pérez ha explicado que, en el momento de conocerse la nueva orden foral del Gobierno sobre esta materia en junio de 2017, ella se hallaba cursando el CAP "desde enero, de modo que transcurrido un año de formación yo volvería a entrar en las listas de Educación este mismo 2018". "La legislatura termina en mayo de 2019, por lo tanto la moratoria que se solicitaba o la exclusión o no de dichas listas no me afectaba en absoluto personalmente", ha asegurado.Tras ello, ha sostenido que, "en representación de Podemos, me limité a defender la postura acordada por el círculo de Educación y por la totalidad de los sindicatos de enseñanza, y en ningún caso el sentido del voto hubiera modificado mi situación personal". "Este tema fue objeto de múltiples iniciativas parlamentarias y yo solo me limité a defender una a petición de uno de los sindicatos que compareció en una sesión y puesto que yo la había tramitado. En el resto de casos, fue la parlamentaria Tere Sáez, portavoz en la comisión, quien lo hizo. Este tipo de sustituciones es totalmente habitual en el funcionamiento organizativo que llevamos a cabo dentro de nuestro grupo, podría poner multitud de ejemplos", ha asegurado.Laura Pérez ha añadido que "otra de las cuestiones que se proponían en aquella moción, que fue a propuesta de UPN, pero que recogió todas nuestras enmiendas, fue la solicitud de que se ofertara para el cumplimiento de dicha obligación legal de obtener el CAP plazas en la pública, precisamente para que no me pasara lo que me pasó a mi, de tener que pagar en una Universidad privada a distancia 5.200 euros, cuando esto debería llevarse a cabo en plazas públicas de nuestras universidades".Laura Pérez ha señalado que éste es "un tema que todavía no se ha cumplido por el Gobierno de Navarra pese a que fue instado por este Parlamento por una mayoría rotunda y sigue coleando porque afecta y está generando una gran disfunción dentro de lo que es el departamento de Educación".Laura Pérez ha insistido en este tema para señalar que "en ningún momento oculté a nadie que estuviera llevan a cabo este curso de formación y para nada ha contribuido a faltar a mis obligaciones o hacer dejación de funciones", señalando que compatibilizó este estudio con sus cargos como secretaria general del partido y portavoz parlamentaria."No entiendo por qué la dirección del partido y el grupo parlamentario no previeron esta supuesta incompatibilidad, ni me apercibieron al respecto si así lo consideraban, y lo hacen seis meses después como justificación para las expulsión del partido. Filtran esto de forma tergiversada y deliberada sometiéndome a una condena pública en la que se me acusa de corrupción y que ha tenido repercusión también a nivel estatal. Lo que hace es banalizar el término de corrupción y utilizar la máquina del fango como hacen el resto de opositores políticos para desacreditarnos", ha asegurado.Por otro lado, ha señalado que desconoce que el Gobierno de Navarra esté informado por el partido de esta situación.

Secciones