El relevo generacional, la esperanza del Pirineo

Miembros de Txantxalan, alcaldesa y ponentes posan con el semáforo símbolo de la situación del relevo en el valle. (MARIAN ZOZAYA)

un 55% de los negocios necesitan un empujón para garantizar su continuidad, según un estudio de txantxalan presentado en burgui

Un reportaje de Marian Zozaya Elduayen - Domingo, 28 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Con la inquietud de quien teme por el futuro de sus pueblos, la ilusión como energía para su motor y la consciencia de quien sabe que nadie defiende mejor a sus pueblos que sus propios habitantes. Así surgió hace poco más de un año el colectivo Txantxalan en Burgui, para hacer palanca e impulsar el desarrollo del valle en colaboración con el Ayuntamiento, haciendo fuerza común con Bizirik Gaude y Pirineo Lan eta Bizi, que caminaban por la misma senda, de reflexión individual primero y colectiva después, para defender el derecho de vivir y trabajar en el Pirineo.

Txantxalan (el petirrojo que trae nuevas ideas y permanece en el territorio cuando otras aves emigran) arrancó con fuerza de convicción, poder de convocatoria y transmisión de su inquietud, tal como ayer se puso de manifiesto en la II jornada de reflexión y debate bajo el título ¿Hay relevo en el Pirineo? Hartu lekukoa zure herrian, que reunió en el ayuntamiento de Burgui a más de un centenar de personas, cargos electos, representantes parlamentarios y de otros servicios y departamentos del Gobierno foral.

Después de que el año pasado se abordara el asunto clave del emprendimiento, en esta edición la temática elegida fue el relevo generacional y social en el Pirineo “porque tan importante como ponerse en marcha y emprender es mantener lo que hay”, significó la alcaldesa de Burgui, Elena Calvo, que aprovechó la presencia de responsables políticos para solicitar acciones concretas y compromiso.

En la jornada se presentó un estudio de campo realizado en Roncal que alerta sobre las dificultades existentes para evitar que las iniciativas que hay desaparezcan por falta de relevo, poniendo freno al desarrollo del valle como un semáforo con su luz roja.

sólo el 23% Sobre una muestra de 142 actividades de distintos sectores de los 7 pueblos del valle, el estudio revela que sólo el 23% tiene el relevo garantizado (semáforo verde), el 22% o no tiene relevo, o está a punto de cerrar sus puertas (color rojo), mientras que el 55% restante está en ámbar, no ven claro el relevo y están pendientes de un empuje para contar con un futuro. En este 55% está la clave del futuro, emprendedores /as de otras épocas que tienen que pasar el testigo de negocios viables.

La problemática no es exclusiva del valle de Roncal, se extiende a otras zonas y afecta a diferentes sectores (ganadería, comercio, hostelería, talleres…) por lo que se precisa un contexto necesario para garantizar el relevo.

Elena Calvo destacó el trabajo que se está realizando para dar la vuelta a la situación y cambiar del rojo al verde, al tiempo que puso en valor el trabajo de los colectivos y, sobre todo la puesta en marcha de la Mesa del Pirineo, porque “entre todos y todas hemos conseguido poner el Pirineo en el Mapa Político de Navarra”.

Desde Txantxalan, Silvia Calvo, hizo hincapié en que hay que reforzar a los que han dado paso de coger el testigo en sus pueblos y, además, “convertir lo que puede ser un problema en una oportunidad para dar una continuidad y mantener los negocios que son más que eso, apuntó. “El cierre de una tienda o un bar en un pueblo pequeño puede resultar fatal para su vida social”, agregó. Sugirió además nuevas fórmulas de relevo y ofrecer empleo, vivienda y otros servicios públicos que hagan atractivo el entorno y fijen población.

Ejemplos reales de negocios en rojo, verde o ámbar se mostraron en un vídeo, seguido de la experiencia de Patxi Enkaje, de Abaurrea Alta (Abaurregaina) y del sector agropecuario, que formó la mesa junto a Javier Zubicoa y Susana Metache, representantes del departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, que trabajan en un plan de relevo favoreciendo a los autónomos;Esther Monterrubio, responsable del servicio de FP del Departamento de Educación, formación clave en muchos casos para lograr el relevo de muchas actividades, y de Marina Zubiri y Susana Lusar, de la escuela del Valle de Roncal.

El ganadero Patxi Enkaje se refirió a las dificultades de mantener un negocio de ganadería en el Pirineo. Puso al mismo nivel la importancia de la formación, del apoyo familiar, de la Administración y la perseverancia. ”Hay que trabajar duro, pero si se quiere se puede”, expresó.

Seguidamente, Javier Zubicoa destacó el debido apoyo de la Administración a los negocios en ámbar y rojo (77%). En este sentido, explico el Plan de Autónomos del Gobierno de Navarra que dedica un capítulo al relevo generacional. Sobre la medidas concretas de su departamento en esta materia habló Susana Mateache. Concretamente, la puesta en marcha de una bolsa de negocios que se quieren cerrar por jubilación, con la idea de poner en contacto a quienes los dejan con quienes los puedan seguir. Por su parte, Esther Monterrubio puso en valor los estudios de FP al tiempo que los relacionó con el Pirineo y subrayó que en los valles se necesitan profesionales específicos. Añadió que, a su juicio, los relevos detectados van unidos a los empleos de la FP que hay que adecuar a cada zona.

ARRAIGO Desde la Escuela de Roncal, Marina Zubiri y Susana Lusar aprovecharon su intervención para recordar que la educación es un servicio publico y el derecho de todos, también del Pirineo. Hablaron de calidad, arraigo, de crear comunidad, de mantener al alumnado lo más cerca de sus casas (Bachiller y FP entre Sanguesa y Lumbier con desplazamientos diarios), más económco que ir a Pamplona con el riesgo de no volver. “Si queremos mantener el Pirineo vivo hay que hacer planes estratégicos con cambios en el sistema educativo”, subrayó. La jornada de Txantxalan acabó con un interesante debate en el que quedó clara la preocupación por el relevo en el Pirineo y la necesidad de medias urgentes para que ninguna luz verde acabe en roja.

en corto

Sólo 23% relevo. El estudio de Txantxalan arroja que sólo el 23% de los negocios tienen asegurado el relevo en el valle.

La palabra. El 22% cerrará a corto plazo, la última palabra , por lo tanto, la tiene el 55% de negocios en duda, que son los que necesitan un empujón para tener continuidad.

la frase

elena calvo “Emprender es importante y mantener también”

La alcaldesa de Burgui insistió en la necesidad de que no se apague lo que hay, para lo que pidió propuestas y acciones concretas a la Administración presente en la jornada.

Secciones