el próximo 1 de febrero

Familiares y amigos de Jon Bárcena realizarán un acto de despedida en el frontón de Berriz

EFE - Lunes, 29 de Enero de 2018 - Actualizado a las 14:35h.

BILBAO. La familia de Jon Bárcena, el joven de Berriz (Bizkaia) cuyo cadáver fue hallado ayer cerca del pantano alavés de Urrunaga casi un mes después de su desaparición, ha organizado un acto en su recuerdo el viernes en la localidad vizcaína, mientras prosigue la investigación en torno a este caso.

El frontón del municipio será el escenario que acogerá el acto por el joven de Bérriz, desaparecido el pasado 30 de diciembre en el monte Gorbea y cuyo cadáver fue localizado en la mañana de ayer sin presentar signos de violencia en una zona que ya había sido rastreada con anterioridad.

Fuentes del departamento vasco de Seguridad han señalado que no hay novedades en la investigación sobre este caso y que se está a la espera de los resultados de la autopsia para esclarecer las causas de la muerte.

En un mensaje en redes sociales, el Ayuntamiento de Berriz se ha unido al "sentimiento" de la familia "en estos momentos difíciles" y le ha transmitido su apoyo y solidaridad.

Un portavoz de la familia ha mostrado en los medios de comunicación el agradecimiento de sus familiares por las muestras de solidaridad y la ayuda recibida durante la búsqueda del joven, que el 23 de enero pasado habría cumplido 20 años.

El hallazgo del cuerpo se produjo sobre las nueve de la mañana de ayer cerca del pantano de Urrunaga en un paraje de bosque cerrado, de difícil acceso, situado en la zona de la "Chopera", en el término municipal de Legutio (Álava), y a unos 150 metros de la caseta donde a principios de enero se localizaron algunas de las pertenencias del joven tras su desaparición.

Un miembro de la Cruz Roja que formaba parte de la batida de voluntarios organizada por la familia del joven encontró el cadáver, que fue identificado por un familiar en el lugar.

La desaparición de Bárcena se produjo el sábado 30 de diciembre cuando el joven se separó de sus amigos durante la ascensión al monte Gorbea al sentirse indispuesto y se dio la vuelta mientras sus compañeros continuaron la marcha. Al regresar éstos al punto de partida comprobaron que no estaba, por lo que dieron el aviso.

Su búsqueda se centró primero en el monte, entre Álava y Bizkaia, con batidas en las que llegaron a participar más de 600 personas, y el operativo se trasladó después al pantano de Urrunaga.