Los alcaldes priman la seguridad en los túneles de Belate pero piden reducir los camiones en las obras

Un camión circula por el alto de Belate (NA-1210), a 847 metros de altitud. (Unai Beroiz)

Consideran necesarios los trabajos y proponen que los transportes de rutas internacionales se desvíen por la A-15 Lamentan las molestias y el riesgo de circular por el puerto para los vecinos

Jesús Morales / Unai Beroiz - Viernes, 2 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

PAMPLONA - Las obras que se ejecutarán a partir de mayo en los túneles de Belate y Almandoz para adecuarlos a la normativa europea de seguridad han sido recibidas con agrado por la mayoría de los alcaldes de los Ayuntamientos afectados por el recorrido de la carretera N-121-A (Pamplona-Behobia), que venían demandando reiteradamente actuaciones en ellos por su elevado nivel de riesgo. Conscientes, no obstante, de las molestias que soportarán sus vecinos y vecinas a lo largo de los siete meses que durarán las obras, que obligarán a desviar el tráfico por el puerto de Belate, demandan de forma casi unánime al Gobierno de Navarra que restrinja, total o parcialmente, el tránsito de camiones de mercancías que realizan rutas internacionales y que el tráfico pesado sea desviado por la Autovía de Leitzaran (A-15).

Joseba Otondo, alcalde de Baztan (EH Bildu), afirmó ayer que “creemos que están justificadas las obras que van a permitir ganar en seguridad”, consistentes en la construcción de dos nuevos apeaderos en el túnel de Belate y en la instalación de cableado ignífugo y un sistema de drenaje de líquidos tóxicos y/o inflamable, y si bien señaló que “entendemos que desviar el tráfico por Belate es la única posibilidad, cada vez hay más tráfico pesado en la N-121-A, lo que está convirtiendo esta carretera en una vía con un tráfico muy denso, que genera mucha ansiedad y nerviosismo a los usuarios, con muchos riesgos objetivos y subjetivos”. En ese sentido, consideró que “el puerto de Belate no tiene capacidad para absorber el tráfico pesado y es importante que se les limite o impida el paso de aquellos camiones que no tengan como destino la zona”.

Por ello, Otondo anunció que “en Baztan vamos a presentar en un pleno extraordinario que no se permita el paso de transporte de mercancías internacional por la N-121-A durante las obras. Que de Irun se les desvíe a la A-15 y que estudie cómo hacerlo desde Pamplona. El contenido de ese acuerdo se trasladará al Gobierno y pediremos una cita con los responsables. Es algo que vamos a intentar consensuar con otros Ayuntamientos”, apuntó.

Por su parte, el alcalde de Almandoz, Luis Roldán Astiz (independiente), destaca que los Ayuntamientos de Baztan, Malerreka y Bortziriak han venido “demandando medidas para mejorar la seguridad en los túneles de Belate, sobre todo desde que se quemó un camión en su interior. Podría haber ocurrido una desgracia y había que hacer algo, porque con el túnel de Belate nos vendieron gato por liebre”.

REPARACIONES DEL ASFALTO A pesar de la bienvenida a las obras que se acometerán desde mayo, Roldán reclama al Gobierno que “realice una inversión fuerte en la carretera del puerto de Belate, porque es una carretera que no ha estado bien cuidada y necesita reparaciones” y pide, igualmente, que se tomen medidas con los camiones. “Va a ser insufrible”, valoró.

José Luis Etxegarai, alcalde de Lesaka (Geroa Bai), también acepta con resignación “la necesidad de acometer las obras en los túneles de Belate para ponernos a nivel europeo”, si bien indicó que “venimos demandando mejoras en todo el recorrido desde hace años”. “Actuar en los túneles es un paso adelante y si tenemos que sufrir siete meses de incomodidades, no queda otro remedio, pero habrá que tomar otras medidas, como regular el tráfico de camiones”. En cualquier caso, Etxegarai advierte de que “en Bera han instalado grandes gasolineras para camiones que van al extranjero, por lo que veo difícil que esos camiones opten por la A-15 y tengo mis dudas de si se podría prohibir la circulación de camiones por el alto de Belate”.

El alcalde de Etxalar, Miguel Mari Irigoien (Herri Taldea), recuerda, asimismo, que las actuaciones para mejorar la seguridad en los túneles de Belate han sido “una demanda nuestra, de los Ayuntamientos” y reconoce que “somos conscientes de que las obras son un incordio fuerte porque circular por el puerto de Belate tiene lo suyo. Por ello es importante que arreglan el pavimento, porque hay terribles baches, y hay que exigir que las obras duren los siete meses estipulados”.

vías con ‘handicaps’

A-15. La Autovía de Leitzaran se construyó como alternativa desdoblada a la N-121-A. Es una vía menos directa, y por tanto con mayor longitud, hacia Francia y que tiene un peaje a la altura de Zuasti. El 9 de enero comenzó a funcionar un peaje para camiones en Andoain.

N-1. La instalación de un peaje para vehículos pesados en el alto de Etzegarate desde el pasado 9 de enero puede condicionar a la baja el volumen de tráfico pesado que opta por esta vía. Alcaldes afectados por la N-121-A señalan que ya se ha producido un desplazamiento de camiones a la carretera que conecta Pamplona con Behobia.

CAMIONES A DIARIO

2.749

La carretera N-121-A alcanzó el año pasado su máximo histórico de tráfico pesado, al contabilizarse una media de 2.749 camiones. Asimismo, la intensidad diaria de vehículos marcó su récord con 10.018 vehículos.

Secciones