Goya 2018: la edición más políglota

La diversidad de lenguas y géneros es protagonista en las categorías más importantes de la 32ª edición de los Goya. Además, la reivindicación de la mujer en el cine será uno de los ejes de la gala, en la que también habrá representación navarra con los proyectos ‘Saura(s)’ y ‘Deep’.

Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

la 32 edición de los Premios Goya, la más políglota de su historia, se celebrará esta noche con la diversidad de lenguas y géneros como protagonistas en las categorías más importantes, y con la reivindicación de la mujer en el cine como uno de los ejes de la gala.

La fiesta de los premios más importantes del cine español, que acoge por sexto año consecutivo el Madrid Marriott Auditorium Hotel, contará con los humoristas Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla como maestros de ceremonias y será retransmitida a partir de las 22.00 horas en RTVE.

Cinco películas, una de ellas en catalán -Verano 1993 (Estiu 1993), de Carla Simón-, otra en euskera -Handia, de Aitor Arregi y Jon Garaño-, una tercera en inglés -La librería, de Isabel Coixet-, y dos en español -El autor, de Manuel Martín Cuenca;y Verónica, de Paco Plaza- competirán por el Goya a la Mejor película.

Handia lidera las nominaciones de estos premios, donde compite en 13 categorías, mientras que La librería aspira a 12 galardones. En número candidaturas le sigueEl autor, con nueve, Verano 1993 y Abracadabra, con ocho, respectivamente, y Verónica (7), Oro (6), La llamada (5), y No sé decir adiósy Pieles, con tres cada una.

De las películas que aspiran a Mejor largometraje, dos están dirigidas por mujeres: La librería, de Isabel Coixet, que además es la única aspirante a Mejor dirección, y Verano 1993, de Carla Simón, única representante en la lucha por el galardón a Mejor dirección novel.

Con el fin de denunciar “la situación de desequilibrio” de la mujer en el cine, la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) repartirá 1.800 abanicos rojos con el lema #MASMUJERES, una reclamación que se produce después de que AISGE y la Unión de Actores revelaran que el 38 por ciento de los personajes del cine español son mujeres, frente al 62 por ciento de hombres.

Además, los presentadores de la gala, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, rendirán “homenaje a la mujer” en un año en el que “lamentablemente” ha tenido “mucho protagonismo”, señalaron esta semana.

Estas acciones entroncan con las reivindicaciones de la edición de 2017, en la que tanto las actrices que pasearon por la alfombra roja -en especial Cuca Escribano, con un pañuelo en el que se leía el mensaje Más personajes femeninos- como el presentador de la gala, Dani Rovira, o el Goya de Honor 2017, Ana Belén, pidieron más presencia de la mujer.

diversidad de géneros Además de la variedad de idiomas de las películas, las nominaciones de este año también destacan por la diversidad de géneros. Una de las sorpresas es Verónica, de Paco Plaza, una película de terror, así como el musical La llamada, adaptación que Javier Ambrossi y Javier Calvo, conocidos como “los Javis”, hacen de su musical teatral.

En el terreno interpretativo, a Mejor actriz protagonista aspiran Maribel Verdú (Abracadabra), Emily Mortimer (La librería), Penélope Cruz (Loving Pablo) y Nathalie Poza (No sé decir adiós), mientras que en la categoría masculina se encuentran Antonio de la Torre (Abracadabra), Javier Gutiérrez (El autor), Javier Bardem (Loving Pablo) y Andrés Gertrudix (Morir).

Por el premio a Mejor actriz de reparto compiten Adelfa Calvo (El autor), Anna del Castillo (La llamada), Belén Cuesta (La llamada) y Lola Dueñas (No sé decir adiós), y a Mejor actor de reparto aspiran José Mota (Abracadabra), Antonio de la Torre (El autor) David Verdaguer (Verano 1993) y Bill Nighty (La librería).

Por su parte, las intérpretes que podrían ser reconocidas con el premio a Mejor actriz revelación son Adriana Paz (El autor), Bruna Cusí (Verano 1993), Itziar Castro (Pieles) y Sandra Escacena (Verónica), mientras que en el apartado masculino aspiran Pol Monen (Amar), Eneko Sagardoy (Handia), Eloi Costa (Pieles) y Santiago Alverú (Selfie).

Además, la actriz Marisa Paredes recogerá el Goya de Honor por una “una prolífica y prolongada carrera” en la que ha trabajado con cineastas de la talla de Pedro Almodóvar, Arturo Ripstein, Jaime de Armiñán, Fernando Fernán Gómez, José Luis Borau, Fernando Trueba, Guillermo del Toro o Roberto Benigni.

Este año la ceremonia contará con la ausencia de la presidenta de la Academia, Yvonne Blake, que se está recuperando de un ictus. El discurso de la institución correrá a cargo de los vicepresidentes Mariano Barroso y Nora Navas.

políticos en la alfombra roja Un año más, los políticos volverán a acaparar la atención en la alfombra roja de los Goya. Este año, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, regresará a la gala tras su ausencia el pasado año, cuando el PSOE estaba dirigido por una gestora. Junto a él estarán también el líder de Ciudadanos, Albert Rivera;el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias;y el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón.

Como representantes del Gobierno, han confirmado su asistencia el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que acude también en calidad de conseller de Cultura de Cataluña;así como la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. Montserrat, máxima responsable de las políticas de Igualdad;o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

La Academia ha cambiado este año de patrocinador y será Perfumes Aire de Sevilla el oficial de la gala de la 32 edición de los Premios Goya. El año pasado una de las polémicas de la gala se centró en el patrocinador de los premios, el Grupo Saphir, después de que el Tribunal Supremo ratificara la prohibición de que usase la marcas de la firma de perfumería Puig para vender fragancias de imitación. - E.P.