La restauración de la Puerta del Juicio comenzará en abril y durará ocho meses

El proyecto estará listo en marzo y el coste de la ejecución asciende a 600.000 euros

j.a. martínez - Sábado, 3 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

tudela. La restauración y recuperación de la Puerta del Juicio de la catedral de Tudela dará comienzo en abril y las obras, con un coste que rondará los 600.000 euros, se prolongarán por espacio de ocho meses. Así lo confirmó a este periódico el alcalde, Eneko Larrarte, que añadió que el proyecto arquitectónico sobre las labores a realizar estará ultimado en un plazo máximo de dos meses.

Éste era uno de los pasos que restaban todavía por dar después de que Gobierno de Navarra, Arzobispado, la Caixa y Fundación CAN y el Ayuntamiento de la capital ribera firmaran hace poco más de un mes un acuerdo para sufragar la restauración de la Puerta del Juicio. En virtud del mismo, Ejecutivo, Arzobispado y entidades financieras (como una tercera parte unida) se comprometen a asumir el 30% del coste, es decir, 180.000 euros, mientras que la aportación del Consistorio tudelano será de 60.000 euros.

Según explicó a finales de diciembre la consejera de Cultura, Ana Herrera, el proyecto arquitectónico en el que trabajan desde hace tiempo los técnicos de Patrimonio Histórico “se concibe como un proyecto único que atiende tanto a cuestiones de índole arquitectónica como a cuestiones de restauración de materiales y patologías, y por lo tanto en su redacción es imprescindible la colaboración de técnicos de ambas áreas, arquitectos y expertos en restauración”.

En el documento suscrito por las cuatro partes implicadas en la restauración ya se indica como “desde hace años son patentes las complejas y preocupantes patologías que afectan a la Puerta del Juicio”, y se añade que, tras los estudios previos realizados en 2003 y 2015, durante la segunda mitad de 2016 “se llevó a cabo un profundo análisis de patologías y tratamientos, financiado por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela a través de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra”.