familiares de 50 asesinados y heridos por ETA

Un grupo de víctimas carga contra el presidente de la AVT por acusarles de interés partidista

La nueva asociación engloba a familiares de 50 asesinados y heridos por ETA, muchos de ellos vinculados a UPN y PP

“El presidente de la AVT se presta consciente y deliberadamente al blanqueamiento de ETA”

Domingo, 4 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - Medio centenar de familiares de asesinados y heridos por ETA en Navarra hicieron público ayer un manifiesto en el que criticaron duramente al presidente de la AVT, Alfonso Sánchez, y le reclamaron una “disculpa” por sus afirmaciones en una entrevista en este periódico, en la que afirmó que algunas víctimas estaban siendo manipuladas y utilizadas por algún partido político para tratar de desestabilizar al Gobierno de Navarra.

La lectura de la declaración sirvió como acto inaugural del colectivo, que se presentó como la Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo. Un ente de nueva creación que dijo aglutinar a 120 personas, familiares directos de 50 personas asesinadas o heridas en atentados de ETA. Según datos oficiales, 56 personas fueron de asesinadas por ETA en Navarra o eran navarros, mientras que otras 228 fueron heridas de diversa consideración.

En el acto participó medio centenar de personas, muchas de ellas vinculadas a UPN o PP. Entre ellos se incluían María Caballero y Paz Prieto, concejala y exconcejala de Pamplona de UPN, ambas hijas de un asesinado por ETA, así como Iñigo Pascual, exalcalde de Sartaguda e hijo de un ingeniero asesinado por ETA, y el también exconcejal regionalista Miguel Ángel Ruiz de Langarica, víctima de un atentado frustrado. Entre los presentes estuvieron también familiares directos de Jesús Ulayar, José Javier Mújica, Francisco Casanova, Julián Embid y Bonifacio Martín. Apenas unos minutos después del acto UPN hizo público un comunicado apoyando a la asociación y criticando al Gobierno de Navarra y el acto organizado para mañana con la AVT.

Manifiesto Como portavoz de todos ellos intervino Carmen Ímaz, hija de Joaquín Ímaz, comandante jefe de la Policía armada asesinado en 1977 y primera víctima de ETA en Navarra, y que no aceptó preguntas porque la asociación todavía está en fase de constitución. El colectivo censuró así las “descalificaciones, calumnias y faltas de respeto” del presidente de la AVT, y afirmó que “jamás” se han prestado ni se prestarán “a ninguna utilización partidista”. “Hemos denunciado públicamente al actual Gobierno de Navarra sustentado por EH Bildu por sus intentos de blanquear la historia de terror de ETA”, apuntó Ímaz, que consideró que el presidente de la AVT “se presta consciente y deliberadamente” a esta estrategia. La nueva asociación dijo no entender “el cambio que en sus planteamientos” de Sánchez de unos años a esta parte, “ni que le dé lo mismo que Bildu esté en el Gobierno de Barkos, al que rinde pleitesía”.

Asimismo, sus miembros negaron que estén “políticamente manipulados” y aseveraron que “no están para hacer política ni para cambiar gobiernos”. No obstante criticaron al Gobierno de Navarra por lo que consideran “su intento de blanqueo de ETA”. Especialmente dura fue Ímaz con la afirmación de que “algunos siguen tirándose los muertos a la cabeza”. “De todos sus exabruptos este es el que nos ha causado mayor dolor e indignación”, remarcó la portavoz que lo consideró “una falta de respeto intolerable”.

Ímaz sí admitió, como avanzó el presidente de la AVT, que ningún miembro de la asociación se había dado de baja. Algo que sin embargo consideró “es un tema menor” porque “la AVT es mucho más que su presidente y la presencia en la misma de las víctimas navarra se hace también necesaria para dar a conocer la realidad que se vive aquí”. - I.F.