La nieve obliga a cortar 29 carreteras y en 98 son obligatorias las cadenas

EFE - Domingo, 4 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 21:49h.

Madrid- La nieve ha complicado durante todo el día la circulación por las carreteras españolas y ha obligado a cortar la autopista R-4 y la autovía A-4, que ya han sido reabiertas al tráfico, aunque ahora mismo hay 29 carreteras cortadas y en 98 más es obligatorio el uso de cadenas.

Según ha informado la DGT, la situación es muy complicada en las carreteras españolas, con más de 250 vías afectadas por la nieve y en cinco carreteras principales el nivel es amarillo, lo que significa que está prohibida la circulación de camiones.

Se trata de la AP-6 en Madrid y Ávila en el tramo comprendido entre Adanero y Guadarrama, en la A-1 en Segovia entre Las Rades y Honrubia de la Cuesta, la AP-51 en Aldeavieja (Ávila), la AP-61 entre San Rafael y Segovia y en Asturias, la AP-66 desde El Moclín hasta Valverde de la Virgen.

Además, la DGT informa de "muchas complicaciones" en las carreteras secundarias y lo peor está en Asturias, Aragón, Castilla y León (sobretodo en Ávila) y en Castellón.

Hace unos minutos, la nieve ha obligado al cierre de varias carreteras: se ha cortado en Segovia la vía secundaria SGV-7212 desde Hontoria hasta Otero de Herreros y en Málaga la AA-7202 a su paso por Archidona.

La DGT pide mucha precaución en Teruel, donde está nevando y hay complicaciones en la TEV-9023 en Villafranca del Campo.

La previsión de cara a lo que queda de día es que siga nevando, por los que la DGT ha pedido "una dosis extra de precaución al volante" y consultar el estado de las carreteras si se va a coger el coche.

A primera hora de esta tarde, la nieve había obligado a cerrar los 52 kilómetros de la autopista R4 entre Pinto (Madrid) y Dosbarrios (Toledo), así como la autovía A4 entre los kilómetros 122 y 66, en la provincia de Toledo, en sentido Madrid, para evitar que el tráfico se bloquee a su paso por Ocaña.

Posteriormente ambas carreteras han sido reabiertas.

En Madrid, la Guardia Civil ha reabierto también el puerto de Navacerrada cuyas carreteras se han limpiado de nieve, pero hay cortes intermitentes tanto en este puerto como en el de Cotos.

Las nevadas han vuelto a obligar a última hora de la tarde de hoy a cerrar al tráfico para camiones y vehículos articulados la autopista del Huerna que une Asturias con la Meseta, y en la que los turismos y los autobuses tienen limitada la velocidad a 60 kilómetros por hora.

Dentro de la red principal de carreteras del Principado también se ha vuelto a cerrar al tránsito de vehículos pesados el puerto de Pajares, en la N-630, que une Asturias con León, y donde los turismos tienen que utilizar cadenas.

Por su parte, los vehículos que habían quedado esta tarde atrapados por la nieve en la carretera GU-115, a la altura de la localidad de Ledanca (Guadalajara), han podido continuar su trayecto al resolverse la incidencia poco después de las seis de la tarde.

La nieve también ha afectado a los transportes por ferrocarril, de manera que la acumulación de hielo en los sistemas de rodamiento ha obligado esta tarde a trasbordar a todo el pasaje del tren Alvia Gijón-Madrid-Alicante a otro convoy en la estación de León.

Por su parte, las líneas del AVE entre Madrid y Barcelona y entre Madrid y Sevilla se han visto afectadas por el frío y la nieve, lo que ha obligado a los trenes a bajar la velocidad a 160 kilómetros por hora en algunos de sus tramos, generando alguna demora.

Durante todo el día, Protección Civil ha recomendado evitar los desplazamientos por carretera ante las nevadas previstas para hoy y mañana en gran parte de la península, sobre todo en el norte y el centro, incluida la Comunidad de Madrid, donde se aconseja usar el transporte público para acudir mañana a trabajar.

La previsión para mañana es que las cotas de nieve se mantengan entre los 600 y 800 metros, con gran probabilidad de nevadas en el interior y el nordeste de la península.