Salud, educación e industria concentran la mitad del nuevo empleo que se crea en Navarra

Una empleada de farmacia revisa medicamentos en una estantería. (Archivo)

Estas actividades generan 13.000 ocupados desde 2013
La industria farmacéutica se duplica en ocho años

Juan Ángel Monreal / Itxaso Mitxitorena - Lunes, 5 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - Las personas, sus necesidades y demandas, marcan también los ritmos de creación de empleo. Y en Navarra, desde que la economía tocó fondo a mediados de 2013, ámbitos tan ligados al día a día de los ciudadanos como la educación, el cuidado de las personas y su salud concentran más de un 25% de los nuevos puestos de trabajo. Forman parte de un gran sector denominado servicios, responsable de más del 65% del empleo total, pero que aglutina en su seno actividades tan variadas como diferentes.

El empleo en la salud, residencias y en educación crece en los últimos años a razón de un 4% al año, al menos un punto por encima de la media del resto de actividad. Este avance se traduce en más de 6.200 nuevos puestos de trabajo. Unidos a los 6.600 empleos industriales suponen prácticamente la mitad de los nuevos cotizantes que ha ganado la Seguridad Social en Navarra en este tiempo.

Cada vez en mayor medida la navarra es una economía de servicios. Incluso en un periodo en el que la población se ha estancado, actividades como la hostelería han sido capaces de aprovechar el crecimiento del turismo -casi 1,5 millones de visitantes en 2017- y la recuperación el consumo para crear 2.321 empleos en cuatro años. Crece por tanto un 15%, un ritmo que duplica el avance de la otra gran actividad del sector servicios. El comercio al por menor ha generado unos 1.200 puestos de trabajo asalariados, lo que unido a los autónomos y al avance que experimentan los talleres y los centro de venta al por mayor suman un incremento de unos 2.200 puestos de trabajo. Un 8% más que en el año 2013.

impacto de internet La hostelería duplica, por tanto, el dinamismo del comercio a la hora de generar nuevo empleo. Una diferencia que no se explica sin tener en cuenta que, según la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, los navarros gastan alrededor de 400 millones de euros al año en comercio electrónico. Esta actividad, copada en buena medida por gigantes como Amazon y la china Aliexpress, genera mucho empleo que el comercio tradicional, si bien estaría detrás de los 150 puestos de repartidores (actividades postales y de correos) que se registran en las bases de datos de la Seguridad Social.

Este mordisco de 400 millones de euros supone más de 10% de la facturación total del sector comercial en Navarra, que no es el único que afronta cambios. El sector financiero ha perdido más de un 30% del empleo en la última década y es una de las pocas actividades que incluso en 2017 siguió destruyendo empleo: otros 60 puestos de trabajo perdidos en el último año y cerca de 370 en los últimos cuatro. En términos porcentuales, es la actividad que mayor peso ha perdido en el mercado laboral navarro. Y no parece que esta tendencia se vaya a revertir.

Ligado a la banca y a su crisis, incluso la construcción parece haber tomado cierto aire. Desde 2013 ha creado alrededor de 400 puestos e trabajo en Navarra, la mayor parte en el último año. Y desde el sector confían en que los próximos años los nuevos empleos se cuenten por miles, hasta pasar de los 15.000 actuales a los 20.000 que se podrían alcanzar si la demanda de nueva vivienda, la obra pública y la rehabilitación de viviendas se comportan con cierta normalidad.

alto valor Pero los servicios son algo más que el comercio, la hostelería, la sanidad, la educación o la banca. Cada vez más personas trabajan en ocupaciones de alto valor añadido dentro de esta área, destacan desde el Gobierno de Navarra. Bajo un paraguas denominado “actividades, profesionales, científicas y técnicas” se agrupan las oficinas de ingeniería y arquitectura (casi 700 empleos más en cuatro años), las actividades jurídicas y de contabilidad (215 empleos añadidos), la consultoría y programación informática (150) o las actividades de consultoría empresariales (215 empleos más).

Y junto a todo ello, aumenta de manera sustancial la ocupación en las denominadas actividades relacionadas con el con el empleo (2.300 puestos de trabajo más), que engloban los trabajos en las agencias de colocación y buena parte del empleo que se gestiona a través de las Empresas de Trabajo Temporal.

Todo ello ayuda a conformar un ecosistema empresarial que sigue teniendo a la industria como uno de sus pilares esenciales. Después de dos años brillantes y a la espera que de que el lanzamiento de un segundo modelo eleve algo más la cifras de ocupación n -se prevén unos 400 puestos de trabajo en Volkswagen Navarra- el sector manufacturero representa no solo el 31% del Valor Añadido Bruto sino también el 27,3% del empleo, el porcentaje más elevado desde el año 2010.

En los últimos cuatro años, la industria se ha sujetado en distintos pilares para asentar un crecimiento sólido. Tres son más que conocidos: la automoción, la industria metálica y la agroalimentación. Y la cuarta, la industria farmacéutica, sigue siendo un sector no demasiado grande en volumen total de empleo, pero sí el que muestra el crecimiento más rápido. Desde 2009, ha duplicado su volumen de empleo hasta los 1.132 trabajadores, gracias sobre todo al impulso de Cinfa.

Secciones