Mesa de Redacción

No pinta bien

Por Joseba Santamaria - Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Los siete parlamentarios de Podemos insisten una y otra vez en que, al margen de sus diferencias y división, mantienen como prioridad de su trabajo en la Cámara foral la apuesta por la estabilidad del cambio político y social. Y quizá sea en conciencia cierto ese compromiso en cada uno de ellos. Pero en política, casi siempre de los dichos a los hechos va un buen trecho. Y los hechos que están protagonizando los electos de Podemos, inmersos en una profunda y dura crisis interna desde hace un par de semanas, no pintan bien. El informe de los servicios jurídicos del Parlamento -que no entra en valoraciones éticas sobre apropiarse de la portavocía de una sigla que te ha desautorizado para ello- avala el nombramiento de Carlos Couso como nuevo portavoz en el Parlamento en contra del criterio y del Consejo Ciudadano de Podemos en Navarra, que el sábado les exigió respeto a las decisiones de la dirección y les advirtió de la expulsión entre las posibles consecuencias. Y todo indica que ese camino ya es irreversible, lo que dividirá al grupo parlamentario en un bloque de cuatro escaños (Laura Pérez, Couso, Fanny Carrillo y Rubén Velasco), otro de dos (Ainhoa Aznárez y Mikel Buil) y Tere Sáez por libre, según asegura ella misma. Y esa descomposición organizativa tendrá inevitablemente consecuencias políticas en la conformación de las comisiones parlamentarias y en la estabilidad de la mayoría del cambio político que hasta ahora ha venido gobernando la Cámara y respaldando la acción política del Gobierno de Barkos. Queda poco más de un año para las elecciones de 2019 y la inestabilidad institucional es un mal compañero de viaje para ese tiempo clave de la Legislatura. No sólo Podemos, también el resto de los partidos que han conformado la actual mayoría de cambio -Geroa Bai, EH Bildu e I-E- deben valorar todas las opciones abiertas a partir de ahora para defender lo que ha sido uno de los valores claves de este nuevo tiempo político, la estabilidad política, social e institucional y la responsabilidad y cohesión en los acuerdos entre diferentes.

Secciones