El expresidente acudió a una concentración

Puigdemont: "Vamos a seguir trabajando para devolver la normalidad institucional"

Carles Puigdemont, con miembros de JxCat en la reunión celebrada ayer en Bruselas. (Foto: Efe)

EFE - Martes, 6 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 21:40h.

Lovaina (Bélgica). El expresidente catalán Carles Puigdemont dijo hoy durante una concentración en la localidad belga de Lovaina que seguirá trabajando para "devolver la normalidad" a las instituciones catalanas.

"Vamos a seguir trabajando, como hemos hecho estos 100 días, para que se restablezca la normalidad democrática interrumpida abruptamente por el (artículo de la Constitución) 155 y por la querella del fiscal general del Estado", manifestó Puigdemont.

El expresidente de la Generalitat acudió hoy a una concentración organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) con motivo de los 100 días de su huida de España, en la que participaron alrededor de 20 personas, incluidos el resto de exconsejeros que se encuentran en Bélgica.

"Nos parece especialmente doloroso que un día como hoy, que se cumplen 100 días de nuestra llegada al exilio, se siga manteniendo en prisión a hombres de paz, vinculados y comprometidos con la democracia", dijo Puigdemont en declaraciones a los medios.

Puigdemont aseguró que los exconsejeros encarcelados por su participación en el proceso unilateral de independencia de Catalunya se mantienen en prisión bajo el "argumento falaz del uso de la violencia".

"En Catalunya nos expresamos en paz y es la única manera en la que queremos expresarnos. No hay otra forma de construir nuestro futuro que a través de la paz y escuchando al otro", insistió.

Además, Puigdemont mandó un mensaje "de parte de todos los consellers y conselleras" a aquellos que se encuentran bajo prisión preventiva.

"Vamos a continuar con coraje con todos aquellos que están en la cárcel, porque cada minuto que pasa es un minuto de injusticia y no vamos a cesar en denunciarlo", concluyó.

Los exconsejeros que se marcharon de Catalunya junto con Puigdemont también acudieron a esta concentración, aunque no quisieron hacer declaraciones.

Este acto reunió a varios ciudadanos belgas simpatizantes con el independentismo, que mostraron pancartas en favor de los derechos humanos y la libertad de expresión, así como banderas "esteladas" (bandera independentista catalana).

El expresidente catalán permanece huido en Bélgica desde que abandonara Catalunya, después de liderar el proceso de declaración unilateral de independencia y con el deseo de volver a ser investido, incluso estando en el extranjero.

Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que se encuentran huidos en Bélgica, Clara Ponsatí y Lluís Puig (JxCat) y Toni Comín y Meritxell Serret (ERC), están imputados por la Justicia española por los presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación, cargos que podrían costarles hasta 25 años de prisión, al tiempo que sigue vigente una orden de detención en caso de que vuelvan a España.

Los parlamentarios de JxCat se reunieron este lunes en Bruselas con una delegación de ERC para desencallar las negociaciones y ultimar un acuerdo para la investidura que, según anunciaron, esperan cerrar "en los próximos días".

JxCat no renuncia a investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat, aunque queda por resolver cuál sería la fórmula de su presidencia desde la capital belga.

Desde el inicio de la legislatura el partido independentista ha defendido la posibilidad de investir a Puigdemont sin violar el reglamento del Parlament catalán, a pesar de que el Tribunal Constitucional ha prohibido cualquier investidura que no sea presencial.

Una de las posibilidades que se barajan es una investidura simbólica de Puigdemont en Bélgica, proclamada por la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y, en paralelo, la celebración de la investidura de un presidente "ejecutivo", lo que evitaría un nuevo envite a la legalidad, tal y como exige ERC.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, comentó este lunes que esta posibilidad "suena bien" para la formación independentista y aseguró que las negociaciones para encontrar la fórmula definitiva "son fructíferas" y "avanzan a buen ritmo".

Por su parte, la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC) exige que "se respete el mandato popular obtenido en las urnas el 21D" y reclama que se realice "la sesión de investidura para restituir al presidente Puigdemont", porque la entidad "no acepta" que "un tribunal de parte dicte las decisiones en el Parlament".

Secciones