El expresidente Wulff pierde ante la prensa

El Supremo señala que el cargo le acompañará siempre y que la libertad de expresión prima sobre la intimidad

Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Berlín - El Tribunal Supremo alemán autorizó ayer la publicación de varias fotografías de la vida privada del expresidente alemán Christian Wulff y defendió que el derecho a la libertad de prensa prima sobre el derecho del anterior jefe del Estado a preservar su intimidad y su imagen en este caso. El Supremo revocó los fallos de tribunales anteriores y dio la razón a la editora de revistas Bauer, que en 2015 publicó una foto de Wulff junto a su exmujer en un coche, después de que el expresidente emitiera un comunicado anunciando su reconciliación, y otra instantánea en la que aparecía con un carro de supermercado lleno.

En opinión del Tribunal, cuando las instancias inferiores colocaron el derecho de Wulff a la intimidad y la propia imagen por encima del derecho a la libertad de prensa no valoraron suficientemente que se trataba de un expresidente y que en el pasado él mismo había comentado públicamente su vida personal y familiar.

El Supremo estima que la relevancia política de la jefatura del Estado y el interés público en la persona que desempeña el cargo no acaba con su salida del puesto, ya que sigue teniendo responsabilidades sociales y políticas como expresidente.

Tras recordar que las fotos se publicaron después de que Wulff hiciera pública su reconciliación con su exmujer y que fueron tomadas en un espacio público, destaca que las revistas contribuyeron a una discusión de interés general, también sobre el reparto de papeles en la pareja. Las fotos además no tienen contenido dañino, sino que muestran al demandante en una situación cotidiana y en el papel de un padre que se ocupa de la familia, concluye el Supremo. - Efe