El euskera se proyecta al mundo

El libro de Harkaitz Cano y Lorena Martínez editado por Pamiela.

Dos libros en euskera con sello navarro, de Pamiela y Denonartean, han sido reconocidos por su calidad ingresando en la prestigiosa Lista de Honor IBBY 2018.

Un reportaje de Paula Etxeberria - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

La literatura infantil y juvenil en euskera acaba de recibir un gran impulso que le proyecta al mundo, en concreto a las bibliotecas más prestigiosas de literatura infantil y juvenil del planeta, gracias a la inclusión de dos obras publicadas por editoriales navarras en la Lista de Honor IBBY 2018. Un prestigioso catálogo que se elabora con periodicidad bienal y que selecciona, por su calidad, libros de reciente publicación en las modalidades de Escritores, Ilustradores y Traductores de los países miembros de IBBY;es el catálogo de mayor difusión internacional en este ámbito literario y una de las guías más utilizadas por editores de todo el mundo para elegir las traducciones a sus idiomas.

Los libros con sello navarro que acaban de incluirse en esta lista de honor son la traducción al euskera del clásico El mago de Oz, a cargo de Juan Kruz Igerabide y editada por Denonartean;y la obra del autor guipuzcoano Harkaitz Cano Zer demontre dago aulkien azpian? (¿Que rayos hay debajo de las sillas?), ilustrada por Lorena Martínez Oronoz y publicada por la editorial Pamiela.

La OEPLI (Organización Española del Libro Infantil y Juvenil), a través de sus secciones territoriales- Clijcat, Consejo General del Libro, Gálix y Galtzagorri-, es la encargada de seleccionar cada dos años los libros que se incluyen en la mencionada Lista de Honor IBBY 2018. Estar en este catálogo conlleva que los libros en cuestión inicien un recorrido internacional y la garantía de que se depositarán ejemplares de los mismos en las principales bibliotecas del mundo, como la International Youth Library de Múnich (Alemania) u otras de Rusia, Japón, Eslovaquia, Suiza y Estados Unidos.

Durante la celebración del próximo Congreso del IBBY, que tendrá lugar en Atentas a finales de agosto de 2018, se entregarán los diplomas y se presentará el catálogo, y en la Feria de Bolonia 2019 se dará a conocer la exposición en torno a este acontecimiento.

La obra publicada por Denonartean en el año 2015 Oz-eko azti harrigarria (traducción del clásico El mago de Oz) ha sido seleccionada en la modalidad de Traductores. El guipuzcoano Juan Kruz Igerabide (Aduna, 1956) fue el encargado de realizar esta traducción, una labor en la que contó con la ayuda del navarro Fernando Rey. Desde el sello Denonartean (Cénlit Ediciones), Unai Pascual celebra este “reconocimiento simbólico” que hará que la traducción al euskera de El mago de Oz esté en las principales ferias de venta dedicadas a literatura infantil y juvenil y se coloque además en las principales bibliotecas del mundo. “Son bibliotecas con perspectivas mundiales, es el mayor fondo en cuanto a este ámbito literario, es como estar dado de alta en la mayor biblioteca infantill del mundo y es para estar contentos. Nuestro libro está ahí y va a haber unos bibliotecarios que valoran su calidad y que lo van a cuidar... Es una satisfacción, una proyección para la editorial y para el euskera”, dice Pascual, contento por el hecho de que se haya reconocido a una editorial pequeña, como es Cénlit Ediciones -y, en concreto, su sello en euskera Denonartean-. “Es una motivación para seguir en esto con ilusión. En solo ocho años de actividad llevamos producidos ya más de setenta álbumes de literatura infantil y juvenil, y solo siete de ellos son extranjeros, así que no está nada mal”, cuenta.

Para el traductor Juan Kruz Igerabide, la entrada en el catálogo IBBY “es un reconocimiento que da bastante ánimo, porque este tipo de traducciones se hacen casi por amor al arte, para disfrutar, y es una gozada, te da ánimos para hacer más trabajos”. Sobre El mago de Oz, destaca que “es un clásico de la literatura infantil y aunque había traducciones parciales, el trabajo completo en euskera estaba por hacer, y me decidí a hacerlo porque me pareció interesante ofrecer esto a la literatura infantil vasca”, añade Igerabide. El traductor, quien quiere “agradecer la ayuda de Fernando Rey” en este trabajo -“le debo un montón porque los últimos retoques son muy importantes”, cuenta-, destaca de este clásico de L. Frank Baum “la fantasía simbólica que tiene;es un libro muy fantástico pero a la vez cada elemento fantástico tiene correspondencia con la realidad psíquica y con la realidad social. Es una obra magníficamente hilvanada en ese aspecto. Porque leyéndola vas a un mundo fantástico pero en ese mundo estás reconociéndote a ti mismo y a la sociedad que te rodea”, dice.

literatura e ilustración

Un diálogo artístico a dos

Para el editor Pello Elzaburu, la inclusión en esta lista de honor de la obra de Harkaitz Cano ilustrada por la irunesa Lorena Martínez Oronoz, y publicada por Pamiela a finales de 2016, “es una importante proyección, en especial para los autores”. Así lo manifiesta el propio Harkaitz Cano (Lasarte, Gipuzkoa, 1975): “Es agradable ser seleccionado, entras dentro de un catálogo de prestigio que tiene una historia de muchos años y, en esta época en la que parece que los libros duran poco en librerías y se extinguen, da una segunda vida a la obra”. Zer demontre dago aulkien azpian? nació de un diálogo creativo a dos -escritor e ilustradora- en un “proceso peculiar”, explica Cano, “en el que yo escribía un texto y Lorena me respondía con una ilustración, y viceversa”. De esta obra, que incluye 26 microrrelatos, el escritor destaca “la singularidad de las ilustraciones, porque Lorena utiliza una técnica muy especial, de recorte, y el resultado de sus ilustraciones son collages que paradójicamente tienen el efecto de dibujos. Son ilustraciones abstractas y muy sugerentes, que preguntan y abren puertas”. Asimismo, Harkaitz Cano subraya de este trabajo la diversidad de fórmulas que ofrece al lector: “No todo son relatos y cuentos al uso, hay textos en clave adulta, otros en clave más poética, o más naïf, otros para leer en colectivo, incluso recetas y listas que el lector, que juega un papel muy activo, tiene la posibilidad de completar, o al menos a eso se le invita”, dice.

La Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY) -en Internet, https://www.ibby.org-, fundada en Zúrich (Suiza) en el año 1953, es un colectivo sin ánimo de lucro compuesto por asociaciones y personas de todo el mundo comprometidas con la idea de propiciar el encuentro entre los libros y la infancia. Está constituida por más de sesenta Secciones Nacionales. Este año, en la Lista de Honor IBBY se han incluido un total de 191 títulos de literatura infantil y juvenil, 28 de ellos de autores hispanoamericanos.

Una consideración que rige la selección de la Lista de Honor es que los libros sean representativos de la mejor literatura infantil de cada país y que sean adecuados para publicar en cualquier parte del mundo. El catálogo IBBY enseña a mirar los diversos contextos culturales, políticos y sociales en que viven y crecen los niños y puede usarse para desarrollar programas educativos y proyectos editoriales tales como colecciones internacionales.

Secciones