Problemas físicos para el Almería

Rival Numerosos jugadores tuvieron que retirarse o no pudieron entrenar

Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

ALmería - Los servicios médicos del Almería vuelven a tomar protagonismo en la actualidad rojiblanca, si es que lo habían perdido en algún momento, porque cuando se estaba regularizando el problemas de las bajas por lesiones, de nuevo aparecieron molestias en numerosos jugadores, que estuvieron al margen del grupo, o se retiraron del entrenamiento o tuvieron que ser atendidos durante el desarrollo del mismo.

En este sentido hay que subrayar que Owona, Caballero y Verza estuvieron con el recuperador haciendo un trabajo específico. El primero de ello está recuperado de su lesión y podría incorporarse con el resto de compañeros en breve;el delantero y el centrocampista arrastran molestias, secuelas de la cita en Lorca, y no pudieron ejercitarse con normalidad.

Lo mismo ocurrió con Nano, que se retiró en el tramo final por problemas en el tobillo, mientras que Juan Muñoz tuvo que ser atendido tras recibir un golpe en el empeine de su pie izquierdo. Los gestos de dolor del delantero sevillano fueron ostensibles, aunque al cabo de unos minutos continuó entrenando.

Las dolencias de todos estos jugadores no son de alcance, al menos de momento, por lo que pueden llegar al partido del sábado contra Osasuna, pero sí suponen un serio problema y un contratiempo para Lucas Alcaraz a la hora de preparar esta importante confrontación. De hecho en el tramo final de la sesión y tras retirarse Nano, Ricardo Molina, entrenador de porteros, se ha tenido que situar como defensa central en el partido que estaban realizando los rojiblancos para que uno de los equipo no se quedara en inferioridad numérica.

Además de todo lo expuesto, Javi Álamo no estuvo ya que su mujer se puso de parto. Morcillo y Tino Costa siguen en el dique seco. Varios jugadores del filial, estuvieron con la primera plantilla, caso del portero Albert Batalla, los defensas Igor Engonga y Urri, el centrocampista Alex Corredera y el extremo Oscar Lozano. Los rojiblancos tuvieron un circuito físico y posteriormente hicieron un trabajo táctico en el Anexo. - D.N.