El edificio de Urgencias construido por UPN se queda pequeño a los tres años

Autoridades (con Yolanda Barcina y Marta Vera en el centro), en la inauguración de octubre de 2014. (Javier Bergasa)

Salud invertirá 800.000 euros para ampliar el número de boxes y estudia abrir un nuevo centro de Urgencias extrahospitalarias en Buztintxuri
Domínguez destaca mejoras en los tiempos de espera

“Se gastaron 20 millones en un espacio que se ha quedado pequeño, algo que se veía venir”

Txus Iribarren - Javier Bergasa/Patxi Cascante - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - El edificio de Urgencias unificado del CHN diseñado en la época de UPN que costó en torno a 20 millones de euros se ha quedado pequeño a los tres años de uso. Esa es la conclusión a la que han llegado los nuevos gestores de departamento de Salud que, al margen de diferentes medidas organizativas y de recursos humanos, ha decidido invertir otros 800.000 euros para amplia su capacidad y no descarta habilitar un nuevo centro de Urgencias Extrahospitalarias en Buztintxuri como refuerzo siguiendo la línea iniciada con el centro Doctor San Martín. El consejero Domínguez anunció estas medidas y puso en valor diversas mejoras en los tiempos de espera ante las críticas de la oposición (UPN había pedido su comparencia) y de un sector de usuarios, especialmente tras la temporada de gripe en invierno.

“Como saben este Servicio de Urgencias nació mal desde el principio, con graves problemas estructurales. Fue diseñado y concebido para albergar las urgencias de un único hospital, del Hospital de Navarra, y no de los dos. Y es que señora Ganuza -replicó-, se gastaron más de 20 millones de euros en un espacio que se ha quedado pequeño. Pero no es que se haya quedado pequeño ahora, es que ha sido así desde sus orígenes. Algo que, por cierto, se veía venir. Y, ahora, toca revertir una situación que es muy compleja. Porque, además, vamos a tener que gastar, sí o sí, por lo menos 800.000 euros en realizar nuevamente obras en un espacio inaugurado en 2014. Y digo, como mínimo, 800.000 euros porque de no realizar esta inversión estaríamos haciendo pequeños parches”, explicó el consejero antes de entrar en detalles.

“El año pasado avancé en esta misma cámara que en 2017 el Departamento iba a trabajar en la ampliación de la sala polivalente. Por si no lo saben, éste es un aspecto clave porque, en momentos de gran afluencia de pacientes, aunque dispongamos de más profesionales, actualmente no hay espacios para que puedan ser valorados. Por consiguiente, la única opción de mejora es ampliar la sala polivalente, que permitirá tener mejor atendidos a los pacientes del circuito B y disponer de más espacio para la valoración, tratamiento y confortabilidad de los mismos”. Así, destacó que se va a ampliar la sala polivalente para incrementar la capacidad de la actual, pasando de 30 a 45 boxes, lo que “minimizaría enormemente el problema actual”. También se baraja la posibilidad de contratar un médico para la atención específica del box de reanimación. Estas medidas se unirán a otras que ya ha venido aplicando el departamento de Salud, como la inversión de 200.000 euros en equipamiento médico y el refuerzo de la plantilla de urgencias con 11 profesionales.

La segunda medida de choque -además de las campañas de sensibilización para un buen uso del sistema de salud- sería habilitar unas nuevas urgencias extrahospitalarias que estarían ubicadas en el centro de salud de Buztintxuri, dotadas con radiología y dirigidas a población adulta. Esta acción reforzaría la reciente del centro Doctor San Martín.

En este sentido, cabe recordar que de los 321 pacientes que se atienden diariamente en las Urgencias del CHN tan sólo 114 son atendidos en el circuito B (graves), es decir, un 35,5%. Estas cifras evidencian que muchas de las atenciones que se ven en urgencias se corresponden con patologías no graves que se podrían resolver de manera más adecuada en otros niveles asistenciales (urgencias extrahospitalarias, centros de salud etc), señala el Gobierno.

Más pacientes y menos espera El segundo eje de la comparecencia se centró en la gestión de los recursos humanos y los tiempos de espera. Según explicó, cuando un paciente llega al Servicio de Urgencias es valorado en el triaje y se le clasifica en función de la urgencia de la atención. Se establecen cinco prioridades, según la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias: prioridad 1, pacientes críticos que requieren atención inmediata;prioridad 2, pacientes graves o afectados que deben recibir atención en un tiempo inferior a 15 minutos;prioridad 3, pacientes menos graves que requieren atención en de 60 minutos;prioridad 4, pacientes leves que deben ser atendidos antes de 120 minutos;y prioridad 5, pacientes en situación no urgente que requieren atención en 240 minutos.

Durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2015 el Servicio de Urgencias del CHN realizó un total de 4.782 atenciones de prioridad 2 con un tiempo medio de atención de 13,67 minutos. En el mismo periodo de 2017 este tipo de atenciones prioridad 2 se han elevado un 15%, es decir, se han realizado 717 atenciones más de prioridad 2 que hace dos años, subiendo la cifra a 5.499. A pesar de este incremento, el tiempo de espera medio en prioridad 2 ha descendido, siendo de 12,9 minutos, señalaron.

“Cabe recordar que el principal objetivo marcado por el Departamento de Salud y que han perseguido las medidas puestas en marcha era reducir el porcentaje de pacientes prioridad 2 que son vistos por encima del tiempo establecido (15 minutos). El último trimestre de 2015 el 33,1% de los pacientes fueron vistos por encima de los 15 minutos en prioridad 2;en 2017 ese porcentaje se ha reducido al 27,4% a pesar de registrarse un 15% más de atenciones”, aseguró.

efectos de la gripe Respecto a las quejas de posibles saturaciones en la temporada invernal, Domínguez apuntó que “es evidente que durante los meses de diciembre y enero se produce una mayor actividad en el servicio de urgencias del CHN, como en todos los hospitales, debido a la epidemia de gripe”. El consejero mostró unas gráficas en las que se veía la actividad del 1 al 28 de enero de 2018. El número de pacientes atendidos al día va de 420 a 247, y el de ingresados de 82 a 42. “A pesar de que se ha incrementado de manera significativa el número de pacientes, pasándose de una media de 320 pacientes diarios en enero de 2017 a una media de 336 en enero de 2018, los tiempos de atención y resolución han mejorado ostensiblemente en el Circuito B (pacientes más graves). Hace un año el tiempo de atención en Prioridad 2 se situaba en 13,6 minutos y el pasado mes de enero en 12,2. En cuanto al tiempo de resolución en Circuito B se ha pasado de 384,8 minutos en enero de 2017 a 334,1 minutos en 2018”, concluyó.

Los grupos

UPN: “Las medidas, tarde e insuficientes”. Begoña Ganuza señaló que “el consejero viene prometiendo desde hace dos años medidas urgentes para paliar esta situación y por fin parece que van a llegar, un poco tarde, pero bienvenidas sean”, según Europa Press.

Geroa Bai: “Estaba diseñado sólo para el Hospital de Navarra”. Koldo Martínez recordó que el edificio de Urgencias empezó “muy mal”. “Se empezó diseñando un edificio que iba a acoger únicamente las urgencias del Hospital de Navarra y pasó ser el edificio que iba a recoger también las urgencias del hospital Virgen del Camino. Desde el departamento se lideró un estudio con todos los profesionales y se están poniendo en práctica soluciones”, dijo.

EH Bildu: “Hay un problema estructural de origen”. Bakartxo Ruiz especificó que el Gobierno de UPN “se gastó más de 20 millones de euros en hacer unas urgencias que antes de construirlas ya estaban mal planificadas y hay que intentar revertir una situación que es compleja”. “Nadie está negando que haya problemas. Hay un problema estructural. Se han ido adoptando medidas y algunas están dando resultados”, dijo.

Podemos: “Se ha mejorado, pero hay que continuar”. Tere Sáez afirmo que “es evidente que se ha mejorado. Por ahí hay que continuar. Oigamos bien a quien sabe. Siempre ha habido gente en el CHN dispuesta a trabajar por la mejora. Si hay que hacer una mesa de trabajo, que se haga”, apuntó.

PSN: “Los problemas vienen de lejos”. Nuria Medina indicó que “los problemas de urgencias vienen de lejos, con un edificio mal planificado”, y ha señalado que con el actual Gobierno “ha habido avances, no lo vamos a negar, pero siguen siendo insuficientes y más allá de los parches hay que tener una visión a largo plazo”.

PPN: “No es tan fácil hacer lo que se promete”. Javier García dijo que “el departamento tiene que asumir que todo lo que prometió no es tan fácil ponerlo en marcha del día a la noche”.

I-E: “UPN dejó saturación y mala planificación, vamos mejorando”. Nuin señaló que “los datos muestran una evolución positiva tras partir de una saturación crónica, caos organizativo y falta de previsión con UPN”.

Secciones