En Navarra hay 200 niñas en riesgo de sufrir mutilación genital

Sheikh Fall, Fátima Djarra Sani, Patricia Ruiz, Nerea Aguado, Oumoul Bah y Farmatta Watt. (Oskar Montero)

Médicos del Mundo apuesta por la prevención para erradicar esta práctica, que está aumentando

Leticia de las Heras / Oskar Montero - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - En la Comunidad Foral hay unas 200 niñas menores de 14 años en riesgo de sufrir una mutilación genital, según la estimación de Médicos del Mundo Navarra. Aunque esta práctica se concentra principalmente en 29 países de África y de Oriente Medio, la ablación es un problema universal y persiste también en las poblaciones emigrantes llegadas desde estos países.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, la coordinadora de Médicos del Mundo Navarra, Patricia Ruiz, señaló que alrededor de 18.400 niñas están en riesgo de sufrir mutilación genital en el Estado, una cifra que, según la fundación Wassu UAB, ha aumentado un 63,85% entre 2008 y 2016. En este sentido, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, señaló en un acto celebrado en Madrid que “sin una acción concertada y urgente, para 2030 otros 68 millones de niñas podrían estar expuestas a esta práctica nociva” en todo el mundo.

Para Nerea Aguado, miembro de la junta directiva de Médicos del Mundo Navarra, la clave en la erradicación de esta forma de violencia contra las mujeres pasa en primer lugar por la información a estas comunidades, ya que se precisa de un cambio social y cultural. “Las medidas que deben tomarse deben ser preventivas. Las punitivas sirven de muy poco, ya que criminalizan a la población africana y revictimizan a las mujeres y niñas supervivientes de esta práctica”, indicó.

Según indicó Oumoul Bah, una de las mediadoras de la entidad que trabaja con la población africana en Navarra, uno de sus miedos es que mutilen a sus hijas si viajan con ellas a su país de origen. “En África tu no eres el dueño de tu propia hija, cuando vas de vacaciones te la puede robar la vecina, su tía o su abuela y mutilarla pensando que le están haciendo un bien”, explicó.

Para evitar estas situaciones, desde Médicos del Mundo se elabora un certificado en el que se informa sobre la ilegalidad de esta práctica para que los padres puedan enseñárselo a sus familiares, y es que el Código Penal castiga esta práctica como un delito y los padres pueden ir a la cárcel entre 6 y 12 años y perder la custodia de sus hijas aunque la mutilación se realice fuera de España. “En todos los países de África existe una ley, pero allí las leyes no se respetan y en las zonas rurales la información no llega”, comentó Oumoul Bah.

Desde Médicos del Mundo reclamaron que se reconozca como causa de concesión de asilo por motivos de género el haber sufrido la ablación o estar en riesgo de sufrirla. Así mismo, solicitaron que se incluya esta práctica dentro de la legislación contra la violencia machista y la elaboración de protocolos integrales de prevención y actuación que no se centren solo en el área sanitaria.

Secciones