Ingresan en prisión 4 detenidos por requisitorias judiciales

Una niña de Marcilla llama al 112 por una agresión a su madre

Un policía engrilletando a un detenido

EFE - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 12:09h.

PAMPLONA. La Policía Foral ha detenido en los últimos días a cinco personas sobre las que pesaban distintas órdenes de búsqueda y detención, emitidas por diferentes juzgados, y cuatro de ellas han ingresado en la prisión de Pamplona.

Según ha informado hoy el Ejecutivo foral en una nota, la primera detención la realizaron agentes de la comisaría de Tafalla en Marcilla, hasta donde la patrulla fue movilizada porque una niña de siete años pedía auxilio a través del 112 por una agresión a su madre.

La agresión resultó ser una discusión entre familiares y, al identificar a las partes implicadas, se supo que sobre una mujer de 37 años estaba en vigor una orden de detención emitida por un juzgado de Huesca por una ocupación de inmueble. Fue detenida y las diligencias propias del atestado remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tafalla.

En Ansoáin la Policía Municipal puso a disposición de la Policía Foral a un varón de 26 años de origen dominicano, después de que los agentes locales lo detectaran en el interior de un vehículo que había realizado una maniobra irregular.

Al comprobar su identidad descubrieron que contaba con una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona. La Policía Foral confirmó además que se encontraba irregularmente en España y que tenía una prohibición de salida del territorio nacional.

En Tudela, agentes de Policía Judicial han detenido y trasladado a prisión a un vecino de la localidad de 29 años. La patrulla había recibido un oficio de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictado por un juzgado de Pamplona, por lo que localizaron al joven y tras detenerlo lo trasladaron al centro penitenciario provincial.

En Lekunberri, una vecina alertó a la Policía Foral después de escuchar una fuerte discusión de pareja en un domicilio de la localidad, donde los agentes identificaron a los implicados y comprobaron que sobre la mujer pesaba una orden de detención, personación e ingreso en prisión.

La requerida, vecina de la merindad de Olite de 26 años, fue detenida y llevada al Juzgado de Guardia de Pamplona, desde donde se verificó su ingreso en prisión.

Además, en Pamplona, agentes del Grupo de Delincuencia del Automóvil detuvieron a un vecino de la capital, de origen ecuatoriano y 37 años de edad, tras ser requerido por el Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona. El presunto autor, que acumulaba numerosos delitos contra la seguridad del tráfico, fue trasladado directamente a prisión.

Secciones