Hallados tres asentamientos de la Edad del Hierro en Garínoain

El Consistorio ha recuperado, además, un Miliario romano de 2,35 metros

Ainara Izko - Miércoles, 7 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

garínoain - Javier Armendáriz Martija, doctor en arqueología, compartió el pasado sábado en la sala Virgen Blanca de Garínoain sus estudios y hallazgos sobre tres asentamientos de la Edad del Hierro amurallados (Castros) en esta localidad de medio millar de habitantes. Datados entre los siglos VII-II a.C., las murallas de estos asentamientos “se encuentran actualmente enterradas esperando a ser descubiertas”, señalan desde el Ayuntamiento. Se trata, en concreto, de Murugain (origen de Garínoain), Santa Cecilia y Oianburu.

“No es casualidad que por este municipio y el corredor del Cidacos en el que se encuentra actualmente discurran importantes infraestructuras de comunicación de Navarra. Ya en la Edad del Hierro ocurría y posteriormente la civilización romana los mejoró”, subrayan desde el Consistorio. Y es que este pueblo era “el cruce entre las calzadas romanas que unían Jaca-Logroño y la de Zaragoza-Santacara-Pamplona, según indican.

En este sentido cabe destacar que el propio Armendáriz “encontró entre unas ruinas de las ventas de Garínoain un Miliario romano de 2,35 metros de altura, datado de entre los años 211 y 217 d.C., que utilizaban los romanos como si fuese un actual mojón de carretera”, avanzan desde el Consistorio. “Este hallazgo ayuda a explicar los trazados de las vías romanas. El Miliario ha sido cedido por el Gobierno de Navarra al Ayuntamiento de Garínoain, que lo ha colocado al lado de esta sala, antigua ermita de la Virgen Blanca, como otra muestra de los restos románicos que tan presentes están en los pueblos valdorbeses”, apuntan.

El alcalde, Iñigo Arregui, reconoce la importancia de esta cita en la que se dieron a conocer “los valores históricos que tiene el pueblo”, los cuales a buen seguro ayudarán “a valorarlo y a cuidarlo”. Asimismo adelantó que el Consistorio está dando pasos para “actualizar la categoría de estos yacimientos arquitectónicos en el Plan Municipal para favorecer legalmente que no sufran agresiones”.

Posteriormente, el vecino Javier Intxusta, guía del románico, miembro de la Asociación de Amigos del Románico, estudioso del mismo y habitual colaborador en charlas sobre los edificios románicos, compartió con sus vecinos sus estudios sobre la historia de esta ermita de la Virgen Blanca y la figura de las seroras (señoras ermitañas que se encerraban en ermitas como esta).

Las charlas concluyeron compartiendo ponentes y asistentes un chocolate con roscos caseros propios de la festividad de San Blas, copatrono de Garínoain.

Resumen

VIII-II a.C. El doctor en arqueología Javier Armendáriz los data entre los siglos VII y II a.C. Se conocen por los nombres de Murugain (que dio origen a Garínoain), Santa Cecilia y Oianburu.