Emisión imposible

Amaia, ¡ongi etorri!

Por Javier Arizaleta - Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Decía Amaia que creía que podría llevar una vida tranquila cuando pasase el tsunami de OT. Un ciclón que ha hecho temblar las convenciones televisivas de las cadenas y ha situado a TVE 1 cerca de la cumbre. Pocos preveían este subidón. En realidad ha sido una sorpresa general. Echando la vista atrás, recordamos que la última edición hace quince años fue suspendida. Esta edición recordó más a la primera que acabó también con los finalistas en Eurovisión. Pero luego el formato se lo arrebataron a TVE desde Telecinco, que supo sacarle un gran partido hasta que no le quedó ni una gota de jugo. Ahora podría pasar lo mismo. Esta fórmula durará mientras la gente se ponga de parte de los concursantes. Hoy es más fácil hacerlo. La gente se ha interiorizado como interesante el término pase de micros como si fuera la hora de la siesta o la de echar una cana al aire. Los micros se han visto mayormente por YouTube, hasta el punto de que cada lunes buena parte de los espectadores ya sabían cómo iba a cantar cada participante. Amaia va a tener muy difícil eso de volver a la normalidad, pero seguramente puede ser más viable aquí en Navarra donde, salvo Osasuna, apenas tenemos desarrollado el fenómeno fan como en otros lugares donde lo expresan con mayor facilidad. Ahora que se ha acabado OT, comienza la cuenta atrás para la próxima edición. Que nadie descarte que vuele de nuevo hacia las cadenas privadas. Seguramente le sacarían partido durante dos o tres temporadas más, hasta que en una de ellas echen el cierre. La tele, como el fútbol, es cuestión de dinero con la diferencia de que el negocio televisivo es capaz de comprar un equipo entero para ponerlo a competir en su liga. Ha ocurrido tantas veces que ya ni siquiera es novedad. Lo importante es que Amaia consiga esa tranquilidad que le permita crear piezas musicales especiales. Las expectativas que ha generado están bien si a ella le motivan. El resto es solo fama y televisión. Amaia, ¡ongi etorri!

Secciones