Mesa de Redacción

Un poquito de por favor

Por Joseba Santamaria - Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

La mentira como instrumento para borrar la memoria de los errores y salchuchos del pasado y tratar de confundir sobre las propias responsabilidades en ellos ha sido un recurso habitual en la mala política. Lo sigue siendo. Leer de nuevo que el PP pide -creo que es ya la tercera vez en esta Legislatura-, la gratuidad de la autopista A-15 entre Pamplona y Tudela solo puede producir vergüenza ajena. Es una alarde inútil. El PP sabe que esa petición es inviable puesto que Navarra no es socio mayoritario de esa infraestructura: sólo el 50% pertenece al Gobierno de Navarra, mientras que la otra mitad está en manos de un grupo privado liderado actualmente por Citigroup. Y eso es así precisamente porque fue el PP de Aznar el que en 2003 decidió privatizar y obtener ingresos con ese 50% que hasta entonces era propiedad del Estado. La A-15 ha sido una de las grandes estafas de la historia reciente a las arcas forales. Sin olvidar que en 1997 fue el Gobierno entonces de UPN y PP el que acordó ampliar la concesión de esta vía hasta junio de 2029. Y por supuesto, en las más de dos décadas en que UPN y PP, muchas veces con apoyo del PSN, han controlado las decisiones políticas y el gasto presupuestario en Navarra no han dado un sólo paso hacia la gratuidad de esa vía, y los pocos que han dado han sido, como se ve, en sentido contrario. Pero además es económicamente inviable. El rescate para Navarra de esa concesión tendría un coste, según UPN, de 130 millones. La propuesta del PP es una inmensa impostura política que sonrojaría al más descarado, más aún si se tiene en cuenta que ese mismo PP ha sido uno de los responsables políticos, junto a UPN y PSN, del desaguisado de peajes en sombra y sobrecostes en las infraestructuras viarias que han costado cientos de millones de euros a Navarra -67,2 millones de euros sólo este año para las autovías del Camino y del Pirineo- y de haber dejado en estado de abandono, el caso de los túneles de Belate es otro ejemplo, la mayor parte de red de carreteras de Navarra. Un poquito de por favor.

Secciones