Rajoy desoye las presiones de Bruselas

La UE y el BCE apostaban por un candidato de perfil técnico que no pasase directamente de la política a Fráncfort

Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Bruselas y Fráncfort, sede del BCE, han presionado tan insistente como sibilinamente a Rajoy para que optara por un perfil más técnico, que es lo que Mario Draghi quería, y si fuera posible una mujer. En la institución, que presume de su independencia, no acaba de gustar que un ministro en activo pase automáticamente al comité ejecutivo. Hay políticos, casi todos, pero nunca antes se ha producido el paso automático. Antes suele haber un tiempo en los bancos centrales nacionales, por ejemplo, donde se adquiere experiencia y conocimiento técnico sobre asuntos monetarios. No ha sido así. De Guindos, el ministro que desde 2011 ha representado a España en Bruselas y llevado el rescate financiero, es recompensado con la posibilidad de un punto de indudable prestigio y responsabilidad, uno que España reclamaba desde hace más de un lustro, pero un puesto también que nada tiene que ver con lo que ha hecho durante toda su carrera profesional. - D.N.