vecina de tafalla y trabajadora de acciona

Científicas contra el cambio climático

Uxua López, vecina de Tafalla y trabajadora de Acciona, pasará tres semanas en la Antártida.

la tafallesa uxua lópez viajará a la antártida en una expedición que busca impulsar el liderazgo femenino

Un reportaje de Unai Yoldi Hualde - Jueves, 8 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Ochenta investigadoras y tecnólogas de todo el mundo pondrán rumbo a la Antártida el próximo miércoles 14 de febrero dentro del proyecto Homeward Bound, que pretende crear una red de 1.000 mujeres del ámbito STEM (por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics) para que tomen liderazgo y tengan capacidad de decisión en la lucha contra el cambio climático.

La expedición partirá primero a Ushuaia, una ciudad en el extremo sur de Argentina, para organizar el viaje y desde allí, las ochenta mujeres viajarán dos días en barco hasta la península de la Antártida. Entre ellas se encuentra Uxua López, tafallesa e ingeniera de telecomunicaciones, que en cuanto se enteró del proyecto tuvo muy claro que quería formar parte de él. “Tuve suerte porque me enteré de casualidad. Estaba escuchando en la radio un programa sobre ciencia y nombraron el proyecto sobre cambio climático y género, mis dos pasiones”, recuerda Uxua, que añade que, después de corroborar la buena experiencia de otras mujeres que habían participado el año anterior, se aventuró a presentar su candidatura. “Cuando la mandé estaba muy escéptica, porque lo hice el último día y además mi perfil era diferente al del resto”, señala, y comenta la “gran alegría” que se llevó al enterarse de que la habían seleccionado.

Además, Uxua viajará al punto más austral de la Tierra junto a las españolas Alicia Pérez Porro, bióloga marina;Alexandra Dubini, experta en energías renovables, y Ana Payo, oceanógrafa. Las cuatro fueron seleccionadas en febrero de el año pasado, entre más de 300 candidatas, para embarcarse en esta aventura que durará tres semanas.

En cuanto a los pilares del proyecto, Homeward Bound se fundamenta en la lucha contra el cambio climático y el empoderamiento de la mujer, el cual es “alarmante” por la diferencia del número de varones y de mujeres en el ámbito científico y tecnológico. Además, están convencidas de que el reto contra el cambio climático no puede prescindir más del talento y creatividad de las mujeres. “De por sí, la ciencia es un área que suele estar más representada por hombres y cuanto más cerca estás de la toma de decisión la presencia de mujeres va siendo cada vez menor”, denuncia la tafallesa. De esta manera, el proyecto tiene una importante carga simbólica con la que pretende sensibilizar a la sociedad de que las mujeres son capaces “de cualquier cosa”.

Por otra parte, la batalla del cambio climático es una lucha que, según Uxua, “vamos perdiendo”. “Cada vez hay más situaciones irreversibles y nuestros actos tienen consecuencias en el medio ambiente”, apunta, y asegura que todo pasa por cambiar los hábitos de consumo y “ser conscientes de que lo que hacemos tiene repercusión a todos los niveles.

Además, la relación entre las dos bases del proyecto también tiene otra razón de ser. “El cambio climático nos afecta mucho más a nosotras que a los hombres. Las grandes sequías que están sufriendo sobre todo países en vías de desarrollo afectan más a las mujeres porque suelen estar relegadas a trabajos en el campo o de obtención de agua”, explica esta ingeniera en telecomunicaciones que, además, es trabajadora de Acciona. Asimismo, incide en que hay estudios que revelan que en las grandes catástrofes naturales mueren más mujeres que hombres. “La mujer siempre ha tenido un papel de cuidadora en casa y suele ser la última en huir en un desastre. También mueren más ahogadas porque no han podido aprender a nadar”.

expedición no científica El 15 de febrero la expedición saldrá de Ushuaia en barco y durante dos días cruzará el estrecho Drake hasta la península de la Antártida donde, aun siendo verano, tendrán que soportar temperaturas entre los 0 y los -20 grados. Allí, los camarotes del navío harán las veces de hotel y durante las tres semanas de estancia visitarán las bases científicas de Reino Unido, China, Rusia, Estados Unidos y Argentina. “En las bases nos explicarán los experimentos y las investigaciones que están llevando a cabo, pero nosotras no realizaremos allí ningún trabajo”, comenta.

A la vuelta, las ochenta participantes pasarán a formar parte de la red de mil mujeres que pretende tejer Homeward Bound y que actualmente ya cuenta con 200. Pese a que no desarrollarán experimentos científicos, van a compartir y aprender del trabajo de los investigadores de las cinco bases que van a visitar. Con ello, elaborarán un plan de acción para trabajar conjuntamente y “demostrar que los equipos en los que hay un alto porcentaje de mujeres obtienen mejores resultados que en los que su presencia es testimonial”.

Las cuatro mujeres españolas pisarán el continente helado después de que la oceanógrafa y bióloga Josefina Castellví fuese la primera española en hacerlo en los años 80. Castellví llegó a dirigir la base española, sin embargo, la Antártida, a día de hoy, sigue siendo “tradicionalmente masculino”.

un viaje de 20.000 euros Homeward Bound es un programa de liderazgo y empoderamiento para mujeres del ámbito científico y tecnológico. El programa plantea la lucha contra el cambio climático apoyando a que más mujeres adopten roles de liderazgo en dicha lucha. Además, culmina con la expedición a la Antártida, para la que selecciona cada año a ochenta mujeres de todo el mundo, aunque al final acaban siendo cerca de 100.

A pesar de que el proyecto financia el 50%, la expedición cuesta unos 20.000 euros, incluyendo traslados, equipamiento o seguro de viaje, y cada una de las participantes ha conseguido los fondos de diferentes fuentes, entre ellas el crowdfunding, por la que muchas participantes se han podido permitir la aventura. Además, Homeward Bound lanzó un programa de becas para diez mujeres a quienes ha pagado el viaje. “Yo he tenido la suerte de que Acciona me ha costeado la expedición íntegramente porque encaja muy bien con la filosofía de la empresa”, detalla Uxua.

Secciones