Forcadell dijo al juez que leyó la DUI porque se lo pidió Torrent

La expresidenta del Parlament afirmó que la declaración fue simbólica y sin ningún efecto

Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La expresidenta del Parlament Carme Forcadell afirmó ante el juez que el 27 de octubre, cuando se aprobó la declaración unilateral de independencia (DUI), “no se proclamó nada” y se limitó a leer lo que le dijo el entonces portavoz adjunto de Junts per Sí y hoy presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent.

Según las grabaciones de su declaración ante el juez el pasado 9 de noviembre, y que avanzó La Vanguardia en su versión digital, Forcadell atribuyó a Torrent la petición de leer la declaración votada en el Parlament, “una petición como muchas otras veces ha habido en este sentido”. En este sentido, lo curioso de la declaración es que Forcadell recordó que la lectura de dicha declaración por su parte fue a petición en el pleno de su sucesor en el Parlament, el entonces adjunto al portavoz de JuntsxSí, Roger Torrent. Así lo dice cuando explica al juez que lo único que hizo fue leer un texto que le pidió el grupo parlamentario. “¿Se lo pidió el señor Torrent, Roger Torrent?”, le preguntó la fiscal. “Sí, señoría”, respondió Forcadell.

“No proclamé nada. Sólo dije si la propuesta estaba aprobada o suspendida”, sostuvo Forcadell en su comparecencia ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. La expresidenta del Parlament se refirió a la declaración leída en la Cámara catalana como “una propuesta de resolución como otras tantas. Una declaración exclusivamente política, simbólica y que no se publicó en el boletín. No tiene efectos jurídicos ni prácticos”, sentenció.

El Parlament aprobó en votación secreta el pasado 27 de octubre con los votos de JxSí (ERC y PDecAT) y la CUP una resolución en la que, en su preámbulo, se declaró “un Estado independiente en forma de república”, culminando su proyecto para la anterior legislatura con la proclamación unilateral de una “república” catalana.

Según sostuvo, ella no leía ni tenía que leer las propuestas de resolución que tramitaba para llevarlas al pleno porque su afán era que se pudieran debatir todas las propuestas. “Si se le propone una proposición para que el Parlament legalice la esclavitud también lo someten?”, le espetó la exfiscal general del Estado, Consuelo Madrigal. ”Esto no porque contraviene los derechos humanos”, respondió Forcadell. Sin embargo, la fiscal insistió: “Pero si no lee las resoluciones que lleva al Pleno, como sabe si contravienen derechos fundamentales?”. “No lo sé, señoría”, indicó.

Las líneas de defensa de Forcadell a lo largo de todo el interrogatorio fueron, primero que ella como presidenta de la Mesa del Parlament tramitaba todos los escritos y resoluciones que se le presentaba “siempre que estuviera bien de forma”, desvinculándose absolutamente del contenido de las mismas. Así, llega a decir que el contenido de las resoluciones de la ley del referéndum, transitoriedad o la propia declaración de independencia las tramitó sin leer. - D.N.

Secciones