La investidura encalla y busca plan B

Artadi esquiva las preguntas de los periodistas en los pasillos del Parlament. (Foto: Efe)

Las fórmulas de JxCat para investir a Puigdemont y eludir el veto del Estado no convencen a ERC
El tándem Elsa Artadi y Marta Rovira gana posiciones sobre Jordi Sànchez y Turull como alternativas para la presidencia

Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Junts per Catalunya (JxCat) y ERC prosiguieron ayer sus contactos a fin de perfilar un acuerdo que permita poner en marcha la legislatura, en medio de movimientos para promover a Elsa Artadi como plan B, con Marta Rovira, como mano derecha, si fracasan los intentos para investir a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Fuentes conocedoras de las negociaciones indicaron que JxCat y ERC mantuvieron conversaciones a lo largo del día para ultimar una propuesta de resolución parlamentaria en contra de la aplicación del artículo 155 de la Constitución y para la restitución del Govern y del conjunto de instituciones catalanas afectadas.

El miércoles, JxCat hizo llegar la propuesta a ERC y la CUP y ayer los republicanos hicieron sus aportaciones al texto, que se prevé que sea votado en el próximo pleno del Parlament, si bien el líder del PPC, Xavier García Albiol, anunció que lo impugnará, ya que pese a ser una “charlotada” es, a su juicio, contrario al artículo 155 de la Constitución.

En paralelo a estas conversaciones, el nombre de Artadi, portavoz del grupo parlamentario de JxCat y estrecha colaboradora de Puigdemont, se ha situado en primer plano como posible plan B por delante del líder de la ANC, Jordi Sànchez, actualmente en prisión, y del exconseller Jordi Turull. Si Turull fuese investido y luego inhabilitado como presidente de la Generalitat, se reabriría el debate sucesorio, aunque fuentes soberanistas apuntan la posibilidad de que Artadi asuma de entrada una posición de alta responsabilidad -por ejemplo, el departamento de Presidencia- y, en caso de que el nuevo president sea apartado por la justicia, tome ella las riendas de la Generalitat.

Artadi (Barcelona, 1976), opción favorita de un sector próximo a Puigdemont, es una figura de la máxima confianza del líder de JxCat, por lo que si asumiese la presidencia de la Generalitat, señalan las fuentes consultadas, “no pondría en cuestión” el tutelaje del Govern por parte del propio Puigdemont desde Bruselas.

Fuentes de JxCat ponen de relieve el “extenso currículum” y los “méritos profesionales” de Artadi, licenciada en Economía por la Universidad Pompeu Fabra y doctora por la Universidad de Harvard, que ha trabajado en el Banco Mundial y que entró en la Generalitat en 2011 como asesora del conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, quien la situó entre 2013 y 2015 como directora general de Tributos y Juego, donde pilotó el lanzamiento de la lotería La Grossa de Cap d’Any.

Sin embargo, el nombre de Artadi no genera de momento consenso interno, ya que hay voces tanto dentro del grupo parlamentario de JxCat como en el PDeCAT que cuestionan su idoneidad.

Según las fuentes consultadas, estas voces críticas le reprochan sus “maneras de hacer” como portavoz del grupo parlamentario y su escasa coordinación con la cúpula del partido, con la que mantiene una relación de tirantez.

De hecho, Artadi fue una de las 12 personas que integraron la primera dirección ejecutiva del PDeCAT -liderada por Marta Pascal y David Bonvehí- tras su fundación, en julio de 2016, pero el Consell Nacional del partido la forzó a dimitir menos de un año después -junto con otros tres dirigentes- para cumplir con el régimen de incompatibilidades de la formación demócrata.

Antes de las elecciones del 21D, Artadi se dio de baja del PDeCAT y se integró como número 10 de la lista de JxCat por Barcelona.

Su estrecha vinculación a Puigdemont y el apoyo del entorno del líder de JxCat le confiere especial relieve frente a otras opciones, como Jordi Sànchez, presidente del grupo parlamentario y aún preso en Soto del Real (Madrid), el exconseller de la Presidencia Jordi Turull o el alcalde de Mollerussa (Lleida), Marc Solsona.

Consciente de estar en el centro de la atención mediática, Artadi evitó ayer dar pie a especulaciones y, abordada por los medios en los pasillos del Parlament, se limitó a decir: “Puigdemont es nuestro candidato y, sobre todo, es el candidato del Parlament”.

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, dijo que no le consta que JxCat haya propuesto un nombre alternativo al de Puigdemont, si bien ve “con buenos ojos” una última propuesta de fórmula para la investidura que les han hecho llegar, que no concretó.

ERC defiende “legitimar” y otorgar un rol institucional a Puigdemont en Bruselas, siempre y cuando se lleve a cabo una investidura “efectiva” en Catalunya para poder formar Govern “cuanto antes”, subrayaron fuentes republicanas.

En las conversaciones discretas mantenidas hace unos días en Bruselas, Puigdemont trasladó a ERC y la CUP un plan para constituir una estructura institucional en el exterior y, en paralelo, celebrar una investidura en el Parlament para que pueda formarse el Govern.

Según consta en un documento de la CUP, Puigdemont pretende liderar esta nueva estructura “en el exilio” y al mismo tiempo ser investido por el Parlament, aunque abre la puerta a que, si esto último no es posible, sea elegido otro candidato de JxCat. - D.N.

Secciones