El exconcejal de Nafarroa Bai en Ultzama

Mikel Irujo: "La planta de biogás de Ultzama suscitaba dudas por su opacidad y falta de información"

La secretaria de Ultzama en 2007 afirma que las contrataciones se hacían conforme a la legalidad: "Me llamaban Rotenmeyer"

EP - Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 12:12h.

PAMPLONA. El exconcejal de Nafarroa Bai en Ultzama Mikel Irujo ha afirmado que el proyecto de la planta de biometanización para el valle que impulsó el Ayuntamiento "suscitaba dudas" por la "falta de información y opacidad".

Mikel Irujo, que fue concejal entre 2007 y 2011, y que actualmente es delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, ha comparecido este viernes en la comisión de investigación del Parlamento de Navarra sobre la planta de biometanización.

Irujo ha precisado que durante su etapa como concejal no participó en ninguna mesa de contratación ni ha formado parte del Consejo de Administración de Bioenergía Ultzama.

El exconcejal ha explicado que desde el inicio de la legislatura "el grupo de Nafarroa Bai quedó excluido del Gobierno municipal" y ha asegurado que el entonces alcalde no compartía información, "salvo los acuerdos que ya figuraban en pleno". "La Agrupación Ultzama tenía el 63 por ciento de los votos y 7 concejales y Nafarroa Bai tenía el 34 por ciento de los votos y 3 concejales. Yo era el número tres de la lista. Nunca participe en una mesa de contratación. No participamos ni yo ni ningún concejal de NaBai en el Consejo de Administración de Bioenergía", ha asegurado.

Mikel Irujo ha indicado que el proyecto de planta de biometanización "suscitaba dudas" por la "falta de información fluida" por parte del equipo de Gobierno y ante la "sorpresa de ver que parte de los miembros de la Agrupación Ultzama formaban parte del Consejo de Administración de Bioenergía Ultzama".

El exconcejal ha explicado que su grupo preguntó al alcalde por estas dudas pero ha señalado que, transcurridos los años, no recuerda cuáles fueron las explicaciones.

"La información que se obtenía eran tan solo en los plenos, pero también es cierto que, como señala la Cámara de Comptos, dicha planta no tenía afectación en el presupuesto municipal de la Ultzama, lo cual hacía muy difícil su seguimiento", ha añadido.

El parlamentario de UPN Sergio Sayas ha cuestionado a Irujo si la falta de información era achacable al alcalde o al hecho de que no asistió como concejal "a más del 50 por ciento de las sesiones del pleno, según las actas".

El exconcejal ha señalado que "el grupo municipal de NaBai tenía reuniones regulares y estábamos tres concejales, cada uno con sus diferentes responsabilidades". "Ha quedado claro que manifestamos nuestras dudas respecto a la planta", ha afirmado.

Sayas le ha preguntado si impugnó alguna resolución de Alcaldía a lo que Irujo ha respondido que no recordaba haberlo hecho.

LA SECRETARIA Irene Tortajada Fernández, secretaria del Ayuntamiento de Ultzama entre septiembre de 2006 y noviembre de 2007, ha manifestado que en el desempeño de su labor siempre se ha "ajustado a la ley" y ha señalado que las contrataciones que realizó el Ayuntamiento en ese periodo fueron "siempre conforme a la legalidad y ajustadas al procedimiento"."Me llamaban Rotenmeyer, así que creo que estaría todo correcto", ha asegurado durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlamento de Navarra sobre la planta de biometanización de Ultzama.Irene Tortajada desempeñó las labores de secretaría e intervención mancomunada de Ultzama y Odieta en el momento en el que se dieron los inicios del proyecto de la planta de biometanización.La entonces secretaria ha explicado que recordaba haber hecho alguna contratación relacionada con este proyecto y ha dado "fe de que se realizaría conforme a la legalidad de entonces".Sobre los inicios del proyecto, Tortajada ha explicado que "vinieron los ganaderos y presentaron una protesta, existía un problema de purines y se contrató un estudio en el cual había distintas opciones". "Creo que estuve en el procedimiento de contratación del proyecto de la planta, pero no dispongo de la documentación. Si llegó al boletín todo se habría cumplido y se habría hecho conforme a la legalidad", ha indicado.