Un hotel de Riad reabre sus puertas tras su fugaz etapa como cárcel

Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 10:20h.

arabia saudí - El Hotel Ritz-Carlton de Riad retomó ayer su actividad normal después de pasar los tres últimos meses convertido en cárcel ‘de élite’ en el marco de la campaña anticorrupción impulsada por el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman. En concreto, el edificio ha ejercido de prisión para miembros de la familia real, políticos y empresarios hasta que éstos han accedido a entregar al Gobierno parte de sus fortunas a cambio de eludir la verdadera cárcel. Uno de los detenidos más destacados es el príncipe Miteb bin Abdulá, otrora aspirante al trono saudí, pagó 1.000 millones de dólares (poco más de 815 millones de euros) para borrar los cargos de corrupción que existían en su contra.