ILA denuncia las “trabas” que UPN pone a su trabajo en Los Arcos

Han recurrido al TAN para obtener información que se les niega Critican que no se cumple la ley en la periodicidad de plenos

R. Usúa - Jueves, 15 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

los arcos - La agrupación Independientes por Los Arcos (ILA), que integra la oposición en el Ayuntamiento de la localidad con cuatro de los nueve concejales, ha denunciado las “trabas a su trabajo, la falta de transparencia y el oscurantismo” que están caracterizando a la gestión municipal del equipo de gobierno de UPN durante toda la legislatura.

Desde ILA -que como se recordará perdió las elecciones municipales de mayo de 2015 por un único voto y tras decisión de la Junta Electoral Central-, critican que los regionalistas no les dan en muchas ocasiones la información requerida, y que ni siquiera se les invita a participar en reuniones o en actos del Ayuntamiento de los que se enteran a través de terceros: los propios vecinos, asociaciones...

“Nos presentamos para trabajar por el pueblo, tenemos muchas ganas de sumar, pero no nos dejan y ni siquiera nos dan la información que pedimos. Y cuando aportamos algo tampoco se tiene en cuenta prácticamente nunca nuestra opinión o ya está todo decidido, y eso a pesar de que representamos a la mitad de Los Arcos y somos cuatro concejales. Lo que más duele es que encima digan que no queremos trabajar”, dicen.

En muchas áreas, continúan, “apenas se celebran comisiones y en cuatro meses solo ha habido un pleno, a pesar de que la ley dice que deben celebrarse mínimo cada tres meses en poblaciones de hasta 5.000 habitantes”, señalan los concejales de la agrupación: Germán Jiménez, José García de Galdiano, Íñigo Arizaleta y Fernando García de Galdiano.

Tal es la situación que se han visto ya obligados varias veces durante la legislatura a recurrir al propio Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) o al Defensor del Pueblo, o incluso a departamentos del Gobierno de Navarra para poder obtener la información que se les ha negado. Por ejemplo, cuando no se les hizo entrega de un informe solicitado sobre el cálculo de la regla de gasto para elaborar el Presupuesto de 2017, lo que derivó en que el Ayuntamiento fuese incluido en el registro de administraciones y entidades no colaboradoras con el Defensor del Pueblo al no haber entregado tampoco a la institución la respuesta “reiteradamente requerida y legalmente debida”.

Tampoco entienden cómo no se está cumpliendo debidamente con el compromiso de colgar las actas de pleno en la web municipal, ya que en la última ocasión se hizo 4 meses después de su celebración, privando de esa información a los vecinos que pudieran estar interesados. Y, por supuesto, denuncian que se enteraron de los proyectos presentados al Plan de Inversiones Locales (PIL) tiempo después de enviarse a Gobierno de Navarra. “Y eso que lo pedimos expresamente por escrito”.

925.000 euros de deuda Según los concejales de ILA, la deuda de Los Arcos a finales de 2017 rondaba los 925.000 euros para un presupuesto anual de 1,7 millones. Aunque reconocen que la situación no es alarmante, sí entienden, en lo que es una crítica política, que el Consistorio debería ir amortizando parte de esa deuda, “que no baja con los años, sino que se mantiene”, en vez de pensar en proyectos de elevado coste.

“Vemos que apuestan por hacer grandes obras que no son prioritarias y que tienen un alto coste, en vez de arreglar las cosas más básicas que vemos todos en las plazas, las calles... No sabemos si es que piensan ya en las elecciones o cuál es la razón, pero no creemos que lo mejor para el pueblo sea seguir endeudándonos más. En el polideportivo, por ejemplo, sí que hay que arreglar la cubierta y cambiar las gradas porque no cumplen la normativa, pero ellos hablan de gastarse unos 600.000 euros haciendo por ejemplo más salas que ahora mismo ni hacen falta. Hay que priorizar”, concluyen.