El Constitucional frena la ofensiva recentralizadora en la educación

Declara inconstitucional la medida de la LOMCE para costear la enseñanza en castellano de los alumnos en Catalunya

“La sentencia es una novedad. La tenemos que llevar a nuestros estudios y reflexiones” “El fallo deslegitima todos los planes de Rajoy para garantizar el castellano como lengua vehicular”

Humberto Unzueta - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado la obligación de escolarizar en centros privados pagados por la Generalitat a los alumnos que quieren estudiar en castellano en Catalunya. Declara anticonstitucional las becas de 6.000 euros que ha venido pagando por curso el Ministerio de Educación si en el municipio en el que viven los alumnos que los demandaban no hubiera escuelas que tengan esa lengua como vehicular. Desde su implantación durante el curso 2014-2015, alrededor de 500 alumnos han solicitado esta ayuda, pero solo en 50 casos han sido admitidas.

La resolución del TC se produce en plena ofensiva del Gobierno español contra la inmersión lingüística en Catalunya. La semana pasada la Moncloa anunció que estudia la manera de dar a los padres la opción de que sus hijos puedan elegir el castellano como lengua vehicular en la escuela. Sin embargo, la iniciativa tiene un encaje legal difícil y podría poner en pie de guerra a los maestros y a alumnos que ya han dejado caer la posibilidad de una huelga dura si esto ocurriera. Además, al margen de Ciudadanos y un sector del PSOE, no ha encontrado apoyos políticos que le aseguren un consenso ni en el Parlament catalán ni en el Congreso.

Las medidas para frenar al catalán -y de paso al euskera- no son privativas del PP, ya que en las últimas semanas ha visto que Ciudadanos le ha quitado la iniciativa en este terreno con la presentación la semana pasada de una proposición de ley para prohibir que el conocimiento de las lenguas cooficiales sea un “requisito” para el acceso a la función pública. La formación de Albert Rivera pretende que solo se pueda contemplar como “mérito” en las comunidades que tienen dos lenguas y para ocupar determinados puestos.

cheque de 6.000 euros Con el debate lingüístico de plena actualidad y con Ciudadanos presionando al PP, el Gobierno de Rajoy recibe ahora un fuerte revés con la resolución del Constitucional sobre la escolarización en castellano a cargo de fondos públicos en Catalunya.

El alto tribunal invalida el denominado cheque Wert de 6.000 euros por curso previsto en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) del ministro José Ignacio Wert, predecesor del actual titular de la cartera, Íñigo Méndez de Vigo. El fallo conocido ayer para sorpresa del Gobierno de Mariano Rajoy admite que “el sistema diseñado por la ley para garantizar la enseñanza en castellano sostenida con fondos públicos no respeta el reparto de competencias entre el Estado y la comunidad autónoma”, por lo que no se podrán restar estas ayudas del importe que anualmente recibe la Conselleria de Educación en concepto de transferencias.

El exministro Wert intentó ayer quitar hierro a la sentencia y afirmó que el TC solo declara inconstitucional “un procedimiento” y no pone en cuestión en absoluto el fundamento jurídico. Sin embargo, Méndez de Vigo no tuvo más remedio que admitir que para el Gobierno la sentencia ha supuesto una “novedad que no esperaba hoy”. El ministro-portavoz dijo que tendrá en cuenta el fallo del TC: “Lo que dice la sentencia lo tenemos que llevar a nuestros estudios y reflexiones”.

ERC y el PDeCAT aplauden la decisión del TC de anular la medida para costear la enseñanza en castellano de los alumnos en Catalunya. El portavoz parlamentario de Esquerra Joan Tardà aseguró ayer que la medida que aprobó entonces el Gobierno no se ajusta al “sentir mayoritario” de la ciudadanía catalana. “Le crecen los enanos al Gobierno español, ya está bien que de vez en cuando sufran un poquito”, afirmó Tardà.

Por su parte, el portavoz del PDeCAT en la Cámara baja, Carles Campuzano, dijo que con esta sentencia “el Gobierno tiene menos legitimidad para intentar romper la inmersión lingüística en Catalunya”. Asimismo destacó que el sistema catalán garantiza que todos los niños, al terminar la educación obligatoria, sepan las dos lenguas y calificó la inmersión lingüística de “tesoro de la sociedad catalana” , al tiempo que confió en que el PP y Cs acaben con la idea de poner fin a este modelo.