El plan de 9.000 pisos de Etxabakoitz se revisará a la baja y se hará por fases

Ayerdi asegura que, según el Ministerio, el corredor de Pamplona y la estación estarán en 2023
Fomento anuncia que en primavera adjudicará las obras Villafranca-Olite

Ana Ibarra/D.N. - Miércoles, 21 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El Gobierno de Navarra recordó ayer que los plazos que maneja el Estado para la llegada del TAV a Pamplona, es decir, la eliminación del actual “bucle ferroviario” (la vieja estación de San Jorge y su recorrido) y la construcción del nuevo enganche con Pamplona en el que desemboca el tramo Esquíroz-Zuasti, es el año 2023. Teniendo en cuenta que la nueva estación de Etxabakoitz iba vinculada al plan urbanístico -9.000 viviendas en total y un polígono de actividades económicas en un ámbito de 2,3 millones de m2- con 17 años y fruto del boom inmobiliario, la idea que propone el Ejecutivo es revisar el proyecto desde la base, redimensionarlo (incluso el ámbito) y, además, hacerlo por fases. Adif no ponía dinero en esta operación pero éste es otro de los puntos del PSIS (Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal) que está sujeto a revisión, según fuentes próximas al Ejecutivo. En el proyecto original el Estado financiaba los 110 millones de la nueva estación a cargo de los terrenos que aporta en San Jorge donde se construyen 1.125 viviendas.

La idea del Ejecutivo es redimensionar la oferta residencial (principalmente en la zona de Etxabakoitz posibilitando el desarrollo en San Jorge) e industrial, apostar por una mayor oferta de vivienda social y de alquiler, y llevar a cabo el plan por fases previa negociación con las partes implicadas a través del Consorcio del TAV (propietarios de suelo, ayuntamientos de Zizur, Cendea de Cizur y Pamplona, Gobierno foral y ADIF).

En su comparecencia parlamentaria -a petición de UPN-, el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, aseguró ayer que con la apertura de un proceso de modificación del PSIS de la estación del TAV en Pamplona no se pretende renunciar al mismo sino “posibilitar su ejecución”, aspecto que en la actualidad “no parece estar garantizado”.

“Vamos a estudiar esa posible modificación del PSIS y trataremos de que sea en el marco de un consenso, que es lo más adecuado para ello”, añadió. Aunque recordó que un PSIS es de “obligado cumplimiento”, matizó que “nada impide que se pueda plantear su adaptación a la nueva realidad social”, máxime cuando todavía no ha sido desarrollado. Por otro lado, precisó que la demora en la convocatoria de una nueva sesión del consorcio se debe a que ha “preferido esperar a que el Estado confirme cuándo va a licitar el estudio informativo del bucle”, lo que permitirá situar un “calendario aproximado” del expediente ferroviario. “La semana que viene tenemos el primer comité de seguimiento con el Estado de todo el corredor ferroviario -indicó-, espero tener noticias respecto a la licitación el estudio informativo”. “El ministro dice que el corredor estará terminado para 2023, pero me parece importante que se concrete la licitación del estudio informativo del bucle, que es el pistoletazo de salida”, dijo. El estudio tiene que salir a licitación, adjudicarlo y después hacer una declaración de impacto ambiental.

La previsión es volver a realizar una encomienda a Nasuvinsa para que prepare en detalle esa propuesta. “Hay margen suficiente para convocar el consorcio, elaborar el estudio de la modificación del PSIS y hacerlo en consenso con los propietarios”, aseveró.

De esta forma, elucubró que en un supuesto de un PSIS aprobado, sin considerar modificación alguna, la disposición de los terrenos podría conseguirse en un plazo “relativamente breve” de un año.

El regionalista Luis Zarraluqui advirtió que habría que plantear “alternativas” porque las expectativas temporales son “largas”. “Dudo mucho que tengamos la capacidad de tener hecho, ni siquiera resuelto, una nueva estación ni una nueva vía para esas fechas”, trasladó, tras recordar que la fecha prevista para la finalización del corredor es el 2023.

Rafael Eraso, de Geroa Bai, considera que la propuesta de modificación es una medida “lógica” y basada en criterios de “prudencia política y económica”. También el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, apuesta por “reconsiderar” el citado PSIS, tras remarcar la “inviabilidad técnica y económica” del actual proyecto. Además, subrayó que hay “soluciones que no se han tenido en cuenta”, como la extinción del PSIS por inactividad.

También el parlamentario de Podemos Rubén Velasco, que calificó el proyecto en cuestión como “desproporcionado”, destacó que existen causas de extinción del mismo por haber transcurrido dos años sin haberse desarrollado. En la misma línea se mostró el portavoz de I-E, José Miguel Nuin, que destacó que el dicho PSIS “no se sostenía” al estar construido sobre “burbuja y especulación”. Por su parte, el socialista Guzmán Garmendia mostró su “preocupación” por la “dependencia estatal” de la que adolece el Ejecutivo, tras criticar que el consejero acudirá a la comisión de seguimiento únicamente para “ver qué le cuenta el ministro”. El popular Javier García, que indicó que “quien tira del TAV es el Gobierno de España”, lamentó que “no hay voluntad” por parte del Ejecutivo foral. “El quid ” no está en lo que diga Ayerdi, sino en la voluntad de EH Bildu y Podemos, dijo.

tramo tav Por otro lado, Fomento anunció ayer que adjudicará en primavera las obras del TAV entre Villafranca y Olite, según destacó el ministro Íñigo de la Serna a pregunta de la senadora del PP Cristina Sanz. Asimismo, podrían licitarse esta primavera las obras de los subtramos Olite-Tafalla sur y Tafalla sur-Tafalla, con un importe de 122 millones si “el Gobierno de Navarra cumple la previsión de entrega de los proyectos corregidos”. Respecto a la eliminación del bucle de Pamplona y la construcción de la nueva estación, aseguró que el compromiso es licitar lo antes posible el nuevo estudio informativo. Por otro lado, de la Serna informó que ya están abiertas las ofertas técnicas y económica para el estudio informativo del nuevo trazado entre Zaragoza y Castejón, que se espera adjudicar en marzo, dentro del compromiso de sacarlo a información en el primer trimestre de 2019. En referencia a la conexión de Pamplona con la Y Vasca, cuyo estudio informativo estará en fase de información hasta el 27 de febrero, reafirmó que la opción más ventajosa es la conexión con Vitoria.

Secciones