un poderoso grupo de presión

Trump, dispuesto a enfrentarse a la Asociación del Rifle para prevenir los tiroteos

El presidente de EE.UU. Donald Trump. (AFP)

Dice que él se habría enfrentado sin armas al tirador de Florida

EFE - Lunes, 26 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 20:48h.

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que si hace falta "luchará" contra un poderoso grupo de presión que se opone al control de armas, la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

También pidió aumentar las instituciones psiquiátricas en este país para ingresar a gente como el autor del tiroteo en Parkland (Florida), durante un encuentro en la Casa Blanca con la mayoría de los gobernadores del país.

El presidente de EEUU opinó que podrá resolver fácilmente sus diferencias con la NRA, un grupo con el que hasta ahora había mantenido una estrecha relación, en el debate sobre qué hacer para prevenir nuevos tiroteos en las escuelas del país.

"No se preocupen por la NRA. Están de nuestro lado. La mitad de ustedes tienen mucho miedo de la NRA, y no hay nada que temer", afirmó Trump.

"Y ¿saben qué? Si no están con nosotros, tenemos que luchar con ellos de vez en cuando. Eso no está mal. Están haciendo lo que consideran correcto", agregó.

La NRA se ha opuesto, de momento, a dos propuestas de Trump: la de aumentar de 18 a 21 años la edad mínima para comprar un fusil semiautomático bajo la ley federal estadounidense, y la de prohibir los "aceleradores de disparos", unos dispositivos que se colocan en las culatas de las armas para convertirlas en automáticas.

"La NRA no apoya ninguna prohibición" de los "aceleradores de disparos", aseguró una portavoz del poderoso grupo de presión, Dana Loesch, en una entrevista este domingo en la cadena ABC News.

No obstante, Trump insistió hoy en esa medida, al recordar que ha pedido a su fiscal general, Jeff Sessions, desarrollar medidas para prohibir esos dispositivos.

"No me importa si el Congreso no (actúa en lo relativo a los 'aceleradores de disparos'), nos vamos a deshacer de ellos", subrayó el presidente.

Trump, que hace casi un año prometió a la NRA que tendrían un "amigo en la Casa Blanca" y recibió unos 30 millones de dólares de ese grupo en su campaña electoral, aseguró hoy que este fin de semana había almorzado con los líderes de la organización, Wayne LaPierre y Chris Cox, para acercar posturas.

También reiteró su opinión de que es necesario revivir las instituciones psiquiátricas del país para ingresar a personas "mentalmente perturbadas" como, a su juicio, Nikolas Cruz, el autor del tiroteo del pasado 14 de febrero en Parkland (Florida).

"Tenemos que hablar de la salud mental y tenemos que hacer algo al respecto. En los viejos tiempos teníamos muchas instituciones mentales, y podíamos meter allí a alguien así (como Cruz) porque se sabía que algo andaba mal", indicó.

"No tenemos un punto medio, nada que esté entre una prisión y dejarle en su casa, así que ustedes deberían empezar a pensar sobre eso", dijo a los gobernadores del país.

Trump insistió además en su polémica idea de armar a ciertos profesores que tengan "talento" para las armas, algo que generó críticas del gobernador de Washington, el demócrata Jay Inslee.

"He escuchado a la gente a la que le afectaría eso (...) y los educadores deberían educar, no cargar con la responsabilidad de llevar un arma en clases de primaria", opinó Inslee.

"Usted ha sugerido esto, y a veces sugerimos cosas y a veces escuchamos lo que la gente tiene que decir al respecto, y quizá esas cosas ya no parecen tan buenas un poco después. Así que le sugeriría que necesitamos un poco menos de tuitear y un poco más de escuchar", le dijo el político demócrata a Trump, quien evitó contestarle.

Dice que él se habría enfrentado sin armas al tirador de Florida

"Realmente creo que habría corrido hacia adentro (de la escuela) incluso si no tuviera un arma, y creo que la mayor parte de la gente en esta habitación también lo habría hecho", dijo Trump en una reunión con la mayoría de los gobernadores del país en la Casa Blanca.

Trump consideró "repugnante" que el agente que estaba destinado a la escuela Marjory Stoneman Douglas, Scot Peterson, no ingresara al edificio mientras ocurría el tiroteo y permaneciera unos cuatro minutos en el exterior del recinto.

El presidente ya criticó duramente el pasado viernes a Peterson, quien renunció el jueves a su cargo, y cuya actuación ha aumentado la presión sobre el jefe policial del Condado Broward, Scott Israel, que ha dicho que no planea dimitir.

Trump no se refirió a Israel, pero sí criticó duramente a las fuerzas de seguridad, al asegurar que ignoró unas "39 señales" de que el autor del tiroteo, Nikolas Cruz, era peligroso antes de que se produjera la matanza.

El mandatario comparó la destreza necesaria para disparar con la que se necesita para jugar al golf, donde "alguna gente puede hacer un gran putt cada vez, y otra gente ni siquiera puede mover el palo de golf".

El pasado 14 de febrero, el joven de 19 años Nikolas Cruz ingresó en el colegio armado con un fusil semiautomático AR 15 y desató un tiroteo que dejó a 14 estudiantes y 3 educadores muertos, además de por lo menos 20 personas heridas.

Cruz se halla actualmente detenido en una cárcel del Condado Broward sin derecho a fianza, y afronta 17 cargos por homicidio.

Secciones