Los Mossos d'Esquadra detienen al presunto autor del doble crimen en el pantano de Susqueda y a su hijo

Momento en el que los Mossos d'Esquadra localizaron los cuerpos de un hombre y una mujer en el pantano de Susqueda. Arriba a la izquierda, la foto del Jordi M.G., presunto autor del crimen. (Archivo)
Imagen de los jóvenes hallados en Susqueda. (EFE)

El arrestado es Jordi M.G., de 60 años y vecino de Anglès (Girona), que fue condenado a 15 años de prisión por asesinar a su esposa en 1997 - El presunto asesino no conocía a las víctimas y su hijo también ha sido arrestado

D.N. - Lunes, 26 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 09:33h.

BARCELONA. El detenido como presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda (Girona) tenía previsto viajar a Colombia de forma inminente y ya tenía el billete de avión, han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

El hombre ya había estado en este país, del que es originaria su actual esposa, con la que se casó en abril de 2013, y tenía un viaje inminente previsto, lo que precipitó su detención este lunes en Santa Coloma de Farners (Girona).

Los Mossos han detenido la mañana de este lunes a Jordi M.G., de 60 años y vecino de Anglès (Girona), por las muertes de Paula M.P. y Marc H.L. y no tienen "ninguna duda de la autoría" aunque su condición ahora es de presunto autor.

Los investigadores de los Mossos d'Esquadra han podido situar a su todoterreno, un Land Rover blanco, en la zona del pantano de Susqueda el día del crimen, han informado las citadas fuentes.

Descartan que el detenido como presunto autor del doble crimen conociera o tuviera vínculos con las dos víctimas ni sus familias o amigos.

Además, han detenido en el marco de la misma operación al hijo de Jordi M.G. en Salt (Girona), donde han registrado su domicilio.

Tras la detención, los Mossos d'Esquadra han registrado un domicilio en la calle de la Font del Canyó en Anglès, donde vivía Jordi M.G.;el detenido tiene otra vivienda en el municipio, en la calle Nou, que a media tarde de este lunes todavía no había sido inspeccionada.

EL CRIMEN

El doble crimen de Susqueda ocurrió en agosto pasado, cuando los dos jóvenes, que estaban de vacaciones, tenían previsto visitar Tamariu, en Palafrugell (Girona) y el Montseny y hacer una excursión en un kayak, propiedad del chico, por el pantano de Susqueda, en el río Ter.Los dos jóvenes fueron dados por desaparecidos el 24 de agosto pasado, si bien los cadáveres no fueron localizados hasta el 26 de septiembre, uno flotando en el agua y otro sobre una pared lateral del pantano, del río Ter.El kayak inflable del joven con el que, al parecer, pretendían hacer una excursión por el pantano, apareció también en el agua, en una zona próxima a la que se encontró su coche hundido, el llamado coll Palomera.Los Mossos d'Esquadra, que han mantenido varias líneas abiertas antes de dar con el supuesto autor del crimen, tratan ahora de descubrir por qué el hombre asesinó a los dos jóvenes, que fueron captados por una cámara de seguridad de una entidad bancaria pocas horas antes del crimen.Además, los agentes también tratan de determinar si el hombre actuó sólo o con ayuda de alguien, al tiempo que siguen buscando el arma de fuego con la que supuestamente el detenido mató a tiros a los dos jóvenes.

El cadáver de la mujer, después de las autopsias realizadas, presentaba un disparo de bala en la cabeza, mientras que el del hombre mostraba heridas que se relacionan con una agresión con un objeto contundente, arma blanca o quizá también de fuego. Esa última opción daría validez al testimonio de una persona que vive cerca del pantano y que asegura que el día de la desaparición oyó cuatro disparos y un grito.

La policía creía que serían dos los asesinos que acabaron con la vida de la pareja y que intentaron que los cadáveres desaparecieran bajo el agua con mochilas llenas de piedras. Los dos cuerpos aparecieron desnudos, uno flotando en el agua y el otro sobre una pared del pantano.

Los dos jóvenes se encontraban de vacaciones en el momento de la desaparición y tenían previsto hacer una excursión en un kayak por el pantano de Susqueda, embarcación que se encontró en el agua medio desinflada, al igual que el coche en que viajaban.

Secciones