Geroa Bai acusa a Esparza de "azuzar los fantasmas identitarios ante su falta de proyecto de futuro"

EP - Martes, 27 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 15:24h.

PAMPLONA. Geroa Bai ha criticado que el presidente de UPN, Javier Esparza, "se dedique a airear fantasmas identitarios", con lo que, a su juicio, demuestra "una vez más la falta de proyecto de UPN para la Navarra del futuro".

"Es preocupante además que el señor Esparza haya afirmado que está dispuesto a unirse con Ciudadanos, una formación claramente antiforalista y antiConvenio, y que busca limitar el autogobierno de Navarra", ha afirmado Koldo Martínez, portavoz parlamentario de la coalición, tras la intervención del presidente regionalista en el Foro Ser Navarra.

En opinión del portavoz de Geroa Bai, "pese a que Javier Esparza ha hablado de que UPN es un proyecto 'centrado', su discurso, basado únicamente en lo identitario, lleva a pensar que los regionalistas siguen estancados en un proyecto caduco que no les sirvió en 2015 y que tampoco les servirá ahora". "Siguen mirando al pasado cuando la mayoría de la sociedad navarra está avanzando y mira al futuro", ha manifestado.

En este sentido, Martínez ha opinado que "las críticas de UPN están basadas en medias verdades cuando no en falsedades". Y ha asegurado que "este Gobierno no ha impuesto la ikurriña en las instituciones ni el euskera a nadie, no tiene como objetivo cambiar la realidad institucional de Navarra y, por supuesto, no blanquea la historia de ETA".

"El actual Ejecutivo foral trabaja por el interés general de la ciudadanía, como demuestran la reversión de recortes en educación, la disminución de las listas de espera, el incremento en el presupuesto destinado a políticas sociales o la incorporación de Navarra a proyectos transfronterizos e internacionales como la Eurorregión, tan importantes para nuestro desarrollo a todos los niveles, frente a los gobiernos de UPN que nos alejaron de este marco de progreso y de desarrollo", ha apuntado.

Además, Martínez ha señalado que aunque UPN "dice ser la única garantía ante el actual gobierno de Navarra, sus años en el Gobierno dejaron a las claras que UPN no es garantía más que de mala gestión, de endeudamiento de las arcas públicas, de recortes en Políticas Sociales, Educación y Sanidad y de inversiones en infraestructuras ruinosas y de peajes en la sombra".

A su juicio, "es curioso a la vez que preocupante que Esparza y su formación, que se autoproclaman como los máximos defensores de Navarra y de su autogobierno, estén dispuestos a pactar con Ciudadanos, una fuerza que ha criticado en varias ocasiones nuestro Convenio Económico, pilar esencial de la foralidad". "Esto nos da una idea de su falta de rumbo y de que su único objetivo es recuperar el sillón", ha concluido.