Presentadas 1.251 firmas en Altsasu para un carril bici que incremente la seguridad

El carril bici iría junto a la carretera existente, con una anchura de 2,5 metros. (NEREA MAZKIARAN)

Sería desde Otadia hasta el instituto y la ikastola, por un lado, y hasta Dantzaleku, por otro

Nerea Mazkiaran - Miércoles, 28 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

altsasu - Un total de 1.251 firmas avalan una solicitud presentada en el Ayuntamiento de Altsasu para habilitar un carril bici de cara a asegurar la seguridad vial al instituto IES Altsasu e Iñigo Aritza ikastola así como al complejo deportivo de Dantzaleku desde Otadia. Lo cierto es que se trata de una zona muy transitada, sobre todo por la juventud, tanto para la realización de actividades escolares y extraescolares como de tiempo libre, como se destaca en el escrito presentado por el instituto, la ikastola, Sociedad Deportiva Alsasua y Dantzaleku-Sakana, que se han unido a esta petición.

Desde los centros educativos inciden en que trabajan para que su alumnado tenga unas actitudes de respeto al medio ambiente así como la adquisición de hábitos saludables y así limitar la utilización de coches particulares. “Si hubiese la seguridad necesaria, impulsaríamos el desplazamiento andando o en bicicleta, pero desgraciadamente, hoy en día, no lo podemos realizar por las condiciones del recorrido”, apuntan. Y abundan en que el recorrido es incomparable en un entorno natural.

Por otro lado, señalan que “es notoria la falta de iluminación que hay a lo largo del recorrido”. Por ello, solicitan que se ilumine adecuadamente todo el itinerario, sustituyendo bombillas que no funcionan y poniendo nuevas en los lugares sin iluminación.

CARRIL BICI El promotor de esta iniciativa es Pello Arregi, exconcejal de Goazen Altsasu-Podemos, que supo de esta petición cuando fue representante municipal en el consejo escolar del instituto. “En la primera reunión ya transmitieron la necesidad de un carril bici”, señala. Presentó esta solicitud el pasado septiembre, cuando todavía era concejal pero a título personal, como destaca. “Al ver que desde el Ayuntamiento no se hacía nada, en torno a Navidad comencé una recogida de firmas en las que han colaborado muchas personas”, subraya.

La solución que se plantea es la prolongación del bidegorri que hay en la zona de Otadia hasta la intersección con San Pedroko bidea, con una anchura de 2,5 metros. A partir de este punto iría en paralelo por la derecha de la carretera hasta el cruce de Basomutur, donde se bifurcaría en dos. El primero, dirección instituto e ikastola, iría por la derecha de la actual carretera, mientras el camino hacia Dantzaleku podría ir por ambos lados. “Habría que estudiar en cuál existe menos impacto en el monte”, observa Arregi.

El presupuesto estimado es de 250.000 euros. “Sería un carril bici delimitado, asfaltado entre dos bordillos”, advierte Arregi, al tiempo que asegura que es un proyecto viable. El principal escollo de la propuesta, y también la obra que dispara el presupuesto, es la ampliación del puente que atraviesa la regata de Basomutur. Con el fin de dar un nuevo impulso a esta iniciativa, Arregi se reunirá con todos los grupos políticos para explicarles el proyecto. Al respecto, destaca que solo 800 metros cuadrados del carril bici serían de propiedad privada. “El Ayuntamiento deberá intentar comprar estos terrenos”.

A ESTUDIO Desde el Ayuntamiento, el alcalde, Javier Ollo, sostiene que es un proyecto que se deberá estudiar. No obstante, adelanta que “la ampliación de la calzada actual obligaría a realizar expropiaciones de terrenos”. A su vez, el alcalde recuerda que junto a esta recogida de firmas hay otras dos propuestas más presentadas en el Ayuntamiento. Por un lado, se trata de la petición de habilitar un minifrontón o frontball en un espacio abierto, además de una segunda propuesta en la que se solicita una tirolina.

Asimismo, el alcalde incide en que este año y el próximo se acometerán importantes obras como la renovación de las redes de saneamiento y pavimentación de las calles Isidoro Melero, La Ermita, Amaia y La Paz, “con la consiguiente carga de trabajo que ello supone para los servicios municipales competentes”, destaca.

Secciones