una final que podría ser 100 % navarra

Promoción foral

PAREJAS DE SEGUNDA | ASIER AGIRRE, DIEGO ITURRIAGA, PEIO ETXEBERRIA Y JON JAUNARENA SON LOS CUATRO NAVARROS QUE LUCHARÁN POR LA FINAL

Jon Viedma Carrera - Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

PAMPLONA - Al igual que en el Parejas de Primera, cuatro pelotaris forales se han colado en las semifinales de Promoción. Esta vez dos parejas íntegramente navarras: Peio Etxeberria (Zenotz, 16/10/1998) junto a Jon Jaunarena (Leitza, 02/03/1992) y Asier Agirre (Pamplona, 11/06/1995) con Diego Iturriaga (Sartaguda, 18/10/1991) lucharán a partir de este fin de semana con las otras dos parejas -Ugalde-Erostarbe y Peña II-Erasun- por un puesto en la final.

Ambos dúos locales afrontan con ilusión esta nueva fase, para la que se han clasificado en los dos primeros puestos. Agirre-Iturriaga han dominado en esta primera fase, ganando seis de los ocho partidos, mientras que Etxeberria y Jaunarena han llegado a 22 en cinco ocasiones.

Asier Agirre quiere seguir “con buena dinámica” y espera “seguir igual” a pesar de empezar de cero otra vez. “Estamos jugando bien, sobre todo creo que nos compenetramos bien, hacemos buena pareja. Al final eso se nota, regalamos poco y eso es lo que nos ha dado esas victorias y a ver si podemos seguir con este ritmo”, confía. A pesar de firmar una buena primera fase, el de la Rochapea no quiere tener la vitola de favoritos, algo que deja “para que la gente opine”. Hace dos años, Agirre llegó a la final, que perdió junto a Larunbe ante Gorka-Tolosa, por eso quiere quitarse la espina que está “un poco clavada”. “Estaría bien poder cambiar eso y poder ganar”, desea.

Una espina clavada tiene también su compañero, Diego Iturriaga, que con esta sumará su tercera participación en semifinales de este torneo -2015 con Víctor, 2017 con Laso y la presente con Agirre-, pero que todavía no ha conseguido llegar a una final. “Ya es el tercer año en semifinales y a ver si este año hay suerte y nos podemos poner en la final”, augura. El de Sartaguda cree que la pareja ha ido “de menos a más”, pero al final se han compenetrado “muy bien”. Iturriaga jugará este sábado en Lodosa, muy cerca de su localidad natal, lo que le hará salir “muy motivado”, ya que para jugar “en casa mejor que en ningún sitio”.

Peio Etxeberria, también jugará casi como si fuese en su salón. El de Zenotz disputa su partido este viernes en el Larraintzar de la Ultzama, por lo que cree que la gente responderá “como lo han hecho hasta ahora”, algo que le da “motivación” para ganar. “Hay mucha emoción por querer demostrar a la gente del valle y del pueblo”, asegura. En esa cancha, el delantero debutó hace apenas cinco meses, época en la que no se imaginaba la rapidez con la que iba a llegar a unas semifinales. “Yo no tenía en la cabeza nada de esto, ni sabía si iba a jugar el campeonato”, afirma. Pero ha llegado, donde “todos queremos estar”, por lo que tiene muchas ganas de poder llegar a luchar por la txapela, en una competición en la que en su caso, han ido de menos a más. “Empezamos flojos, yo sobre todo, pero Jon ha hecho un campeonato muy bueno. Al final nos hemos compenetrado muy bien”, explica el de Zenotz.

Peio fue alineado junto a Jon Jaunarena, reconvertido a zaguero hace dos años y que ha rayado a gran nivel, lo que incluso le ha llevado a ser suplente del torneo de Primera, aunque él opina que ha tenido “partidos buenos y no tan buenos. El leitzarra tiene “ilusión de llegar a la final”, pero se muestra cauto: “Poco a poco. Primero jugaremos el viernes, a ver qué tal y luego partido a partido y a ver cómo nos sale”. Pero no será fácil, ya que las otras tres parejas también tienen sus virtudes. “Desde el principio Agirre-Iturriaga han estado líderes, es una pareja muy buena y dura. Ellos son los favoritos y luego están Ugalde-Erostarbe que también hacen buena pareja y han hecho muy buen campeonato y Peña II-Erasun aun con las lesiones son una pareja difícil”, analiza Jaunarena. Él ya ganó en 2012 una final -de delantero, con Cecilio, ante Olazabal-Larrinaga-, pero no sabe “si la experiencia puede valer o no”.

Los cuatro pelotaris navarros quieren buscar una final, que podría ser completamente navarra si todo termina como en cuartos.