Jordi Sànchez acepta ser candidato a la Generalitat: "Es un gran honor y una enorme responsabilidad"

Carles Puigdemont y Jordi Sànchez. (Foto: Efe)

EP - Jueves, 1 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 21:18h.

BARCELONA. El líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, ha aceptado este jueves la propuesta formulada por Carles Puigdemont de cederle a él convertirse en el próximo candidato a la Presidencia de la Generalitat.

"Es un gran honor y una enorme responsabilidad poder representar al pueblo de Catalunya", ha expresado en un apunte en Twitter recogido por Europa Press.

Encarcelado en Soto del Real desde finales de octubre, Sànchez ha señalado que Puigdemont, Oriol Junqueras y todos los consellers cesados son el verdadero Govern legítimo de Catalunya: "¡Siempre con vosotros! Libertad".

LA RENUNCIA

El líder de Junts per Catalunya (JxCat), Carles Puigdemont, ha anunciado, en un vídeo difundido a través de las redes sociales, que renuncia "de manera provisional" a su investidura y, en su lugar, propone el nombre de Jordi Sànchez, número dos de su lista y ahora en prisión preventiva.

Puigdemont ha oficializado así lo que era un secreto a voces desde hace semanas: que estaba preparando desbloquear la legislatura dejando paso, en primera instancia, a Jordi Sànchez, a quien ha definido como "un hombre de paz, injustamente encerrado en una cárcel española".

Así, Puigdemont ha pedido al presidente del Parlament, Roger Torrent, que inicie lo más pronto posible una "ronda de contactos" para proponer a Sànchez como "nuevo candidato como presidente del Gobierno autonómico", lo que puede desencadenar más tensión con el Ejecutivo, ya que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, dijo el martes que es "difícil" pensar en un presidente autonómico que esté "en prisión".

Puigdemont ha argumentado que la decisión de renunciar por ahora a su investidura -bloqueada de momento por las medidas cautelares impuestas por el Tribunal Constitucional- responde a una sola razón: "En las actuales condiciones, esta es la única manera para que se pueda acordar un nuevo gobierno lo más rápidamente posible".

"Ahora Madrid no tendrá ninguna excusa para continuar la política de ocupación de nuestras instituciones, no habrá ninguna excusa para que Madrid ignore nuestra voz, o no acepte nuestras decisiones o imponga una visión colonialista sobre nuestro futuro", ha dicho.

Este paso "nos dará la libertad de poder emprender la próxima fase del camino hacia la independencia y el despliegue de la república catalana desde espacios más libres y democráticos", ha continuado Puigdemont, que ha indicado que "ninguna motivación individual es indispensable" para el movimiento independentista.

"Nuestras instituciones deben continuar gobernadas por el independentismo, y no por el autoritarismo del 155", ha añadido desde Bélgica, donde permanece huido de la justicia española por el proceso independentista.

Secciones