Dimite la ‘hija adoptiva’ del presidente por sus “mentiras piadosas”

Trump continúa su crisis de personal con la cuarta renuncia, la de su jefa de Comunicaciones, Hope Hicks, su asesora más fiel

Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

washington - Hope Hicks, la asesora más fiel del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renunciará a su cargo como jefa de comunicaciones de la Casa Blanca en las próximas semanas, una dimisión que deja vacante el cargo por cuarta vez en el corto mandato de Trump.

El gabinete del presidente confirmó ayer la marcha de Hicks, quien ha acompañado al mandatario desde hace tres años y aceptó ponerse al frente de las comunicaciones del Gobierno estadounidense el verano pasado tras la dimisión del polémico Anthony Scaramucci, que apenas duró diez días en el cargo.

Hicks se unió a la campaña del multimillonario en su etapa más temprana y, aún sin experiencia política previa, protagonizó un meteórico ascenso en medio de las turbulentas aguas del equipo del magnate, que siempre ha estado en guerra con los medios de comunicación por su políticamente incorrecto modo de hacer públicas sus decisiones.

Desde el día en que Trump juró como 45º presidente de Estados Unidos, la dirección del gabinete de prensa ha estado en manos de Sean Spicer, Mike Dubke, Scaramucci y, finalmente, Hicks, cuya marcha, a diferencia de la de su predecesor, no ha sido en malos términos;de hecho, el presidente solo tuvo palabras de halago y reconocimiento para la joven de 29 años: “Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años. Es muy inteligente y considerada, así como una gran persona. Extrañaré no tenerla a mi lado, pero cuando me consultó para buscar otras oportunidades lo entendí totalmente”.

La noticia de la renuncia de Hicks llega un día después de su declaración durante más de ocho horas ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el marco de la investigación sobre la posible intervención de Rusia en la campaña electoral de Trump de 2016. En este sentido, la exasesora reconoció a los legisladores haber dicho “mentiras piadosas” en favor del presidente, aunque nunca sobre nada relevante relacionado con la investigación. - Efe