“Todos tenemos un alma de ‘voyeur’ y echamos la mirada al patio de vecinos”

El actor Javier Gutiérrez presentó en la muestra de Cine Español de Tudela la película ‘El autor’

Fermín Pérez-Nievas | J.A. Martínez - Viernes, 2 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

TUDELA- Bajo la premisa de que “todos tenemos mucho que tapar y la mentira es algo con lo que lidiamos a diario en este país en el que lo que más se lee son las revistas del corazón todos tenemos un alma de voyeur”, el actor Javier Gutiérrez presentó ayer en Tudela la película El autor (dirigida por Manuel Martín Cuenca) en la que narra las vivencias y transformaciones que ha de experimentar una persona totalmente gris para poder escribir su primera novela basada en la vida de sus vecinos de edificio. El largometraje, por el que obtuvo el premio de la crítica en el Festival de Toronto (primera vez que lo logró un realizador español) se basa en la novela de Javier Cercas aunque en el guión realizaron algunos cambios, “introdujeron incluso algunos personajes diferentes y cambiaron el final. Pero me atrevería a decir que supera a la novela de Cercas”, aseveró.

Gutiérrez, que lleva varios años recogiendo premios y sin parar de trabajar” apuntó que “si nos quitamos la careta todos llevamos un Álvaro dentro (el protagonista) y echamos una mirada al patio de vecinos”, lugar de donde el protagonista sacaba información para forzar la historia de su libro;“no es un psicópata, como me decían en Toronto”.

Gris, manipulador, inocente y menos inteligente de lo que él se piensa de si mismo, Gutiérrez trabajó mucho el personaje con el resto de actores, algo que “nunca había vivido antes. El actor tuvo en Tudela palabras de elogio para su director del que aseguró que “si tuviera otro nombre, al ganar el premio en Toronto hubiera sido portada en todos los periódicos”. Martín Cuenca “pasea por los lugares de la acción, se empapa de la atmósfera hace un trabajo antes, durante y tarda en despojarse de eso. Es un tío que vive, sufre y disfruta del cine. Hay algo tremendo en esa forma de vivir su oficio que he visto muy pocas veces, hay un punto de pasión que no había vivido hasta encontrarme con él. Para mi hay un antes y después de El autor”.

Junto a su gran interpretación, que le valió ganar el Goya, se encuentra una actriz de gran talento, Adelfa Calvo, que hace de portera. “Yo sostengo que en este país hay mejores actrices que actores. Es una mujer muy bregada en el teatro y tiene un poderío que muy pocas veces he visto y en ocasiones se convierte en protagonista”. Pese a que en algunos círculos se ha tildado de machista al largometraje, Gutiérrez negó tal extremo, “es una apuesta muy valiente. Coge el papel de heroína y es una mujer que pasa los 50 años y que no tiene el estándar de belleza. Adelfa Calvo representa a todas las actrices que no han tenido la oportunidad de mostrar su talento”.

Gutiérrez, que elogió a la Muestra de Tudela, señalando que “es una de las propuestas más interesantes y apetecibles para los que nos dedicamos a hacer cine en este país”, se definió como un actor al que le gusta “proponer y cambiar cosas del guión pero le doy mucho valor al texto. Los actores no somos nada sin una historia poderosa”. Finalmente indicó que le gustaría “ser un actor total, también dirigir y escribir”.

detalles

Rodaje. La película se rodó durante nueve semanas si bien dedicaron una de ellas a hacer una lectura en común del guión con todos los actores.

Elogios. “Cuando uno se pone a las órdenes de Martín Cuenca sabe a lo que se expone y no vale mentir, engañar o escurrir el bulto. Hay que hacer un trabajo desde la sinceridad y un viaje a lo desconocido que te hace salir del confort”.