Dinamismo estancado

Jorge Nagore - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 09:32h.

Ayer, algún alto cargo del Departamento de Empleo expuso en una red social los datos del paro dados a conocer, que situaban a Navarra como la comunidad en la que más ha bajado el paro registrado entre febrero de 2017 y febrero de 2018, un 11,4%, un dato bueno y positivo, como el hecho de que febrero fuera el mejor febrero desde 2005 o que hace unas semanas la Encuesta de Población Activa dijera que Navarra es la comunidad de España con menor tasa porcentual de paro. Son, objetivamente, cifras positivas, como lo es el crecimiento anual y paulatino de la afiliación a la Seguridad Social y la tendencia general, la de una comunidad que pese a que la oposición se empeñe no ha caído en ninguna clase ni de desaceleración ni de apocalipsis. Los indicadores muestran todo lo contrario. No obstante, hay que tener precaución con estas muestras de alegría contenida, es cierto por respeto a las 36.000 y pico personas paradas y a las muchas miles más que tienen trabajos y sueldos de mierda de puta mierda, con este gobierno y con el anterior, vale, pero de puta mierda, así diga misa Laparra, Barkos o el sursum corda, y también ser conscientes de que normalmente el mérito de los gobiernos en los datos de empleo suele ser muy limitado. Por tanto, las medallas, cuanto más pequeñas, mejor, por si acaso luego vienen mal dadas pero sobre todo porque adjudicarse un papel que no se tiene es mentir y mentirse. Y más si miramos un dato que también es muy importante y que pasa bastante desapercibido: la tasa de actividad, el porcentaje de personas de entre 16 a 64 años que quiere trabajar. En Navarra es apenas del 58,8%, igual que la media nacional, pero lejos de Madrid, Cataluña o Baleares, mucho más dinámicas y activas, tanto en hombres como en mujeres. Ése sí es un campo en que un gobierno puede hacer bastante y que lleva muchos años a la baja o estancado.

Secciones