CONTROLES DE PAMPLONA Y TUDELA

600 peligros menos

El inspector Montenegro enseña algunas de las numerosas armas decomisadas. (OSKAR MONTERO)

La Policía Nacional decomisa en los últimos meses armas de todo tipo en la vía pública: desde tirachinas a katanas

Un reportaje de Jesús Morales. | Fotografía Oskar Montero - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Desde bastones acabados en punta y tirachinas, hasta machetes para abrirse paso por la misma selva del Amazonas, pasando por pistolas simuladas y tásers. Y cientos de navajas y cuchillos. La Policía Nacional ha intervenido en la vía pública más de 600 armas y objetos prohibidos en los últimos meses, en los controles e intervenciones de carácter preventivo llevados a cabo en Pamplona y Tudela por los agentes de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Intervención Policial.

El arsenalfue expuesto ayer en las dependencias de la Policía Nacional situadas en Beloso Alto, donde el inspector Montenegro, portavoz del Cuerpo en Navarra, explicó que la mayor parte de las incautaciones se realizaron durante el patrullaje habitual de las mencionadas unidades, que “focalizan su trabajo en puntos negros y en zonas de ocio donde se han determinado repuntes eventuales de denuncias por lesiones o amenazas”.

La Ley Orgánica 4/2015 faculta a los agentes de la autoridad para practicar las comprobaciones en las personas, bienes y vehículos que sean necesarias para impedir que en las vías, lugares y establecimientos públicos se porten o utilicen ilegalmente armas u otros objetos, instrumentos o medios que generen un riesgo potencialmente grave para las personas, susceptibles de ser utilizados para la comisión de un delito o alterar la seguridad ciudadana.

Las sanciones por una incautación de un arma considerada como prohibida oscilan entre los 100 euros para una infracción leve a los 30.000 euros por una infracción grave, si bien “no toda incautación de armas deriva necesariamente en una sanción, ya que muchas de ellas se intervienen para prevenir la posible comisión de hechos o para mantener la seguridad ciudadana”, recalca el inspector de la Policía Nacional. “En el caso de las 600 armas decomisadas en los últimos meses, la Delegación del Gobierno ha tramitado 80 expedientes sancionadores”, precisa.

Una vez finalizados los trámites administrativos o judiciales correspondientes, transcurrido un tiempo prudencial y cuando la autoridad competente lo autoriza, se procede a la destrucción física de las armas y objetos prohibidos, en dependencias policiales.

Secciones