Noáin aprueba los presupuestos con una partida para la participación

El Pleno aprobó, con el voto de calidad del alcalde, unas cuentas de 8,4 millones (37.000€ decidirán los vecinos), que prevé la contratación de un técnico de Euskera

Virginia Urieta Unai Beroiz - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

noáin - El Ayuntamiento de Noáin aprobó ayer, gracias al voto de calidad del alcalde, los presupuestos para el ejercicio de 2018. Se trata de unas cuentas que permitirán, entre otras cosas, la participación de los vecinos, la modificación de la ordenanza que regula la instalación de vados en polígonos, una subvención para el estudio en Euskera en municipios cercanos y una nueva plaza de técnico de Euskera en el Ayuntamiento. Por valor de 8,4 millones de euros y con un incremento del 6% respecto al ejercicio anterior, los presupuestos salieron adelante después de un empate de seis votos a favor (Queremos Noáin, EH Bildu e I-E) y otros seis votos en contra por parte de UPN y PSN (cinco y uno, respectivamente).

En cuanto a las inversiones, destacan cerca de 25.000 euros en equipos y aplicaciones informáticas, 10.000 euros para la actualización de la Agenda 21, 30.000 euros destinados a obras que se realizarán en el centro cívico, 47.997,46 euros para la instalación de un ascensor en las piscinas y casi 53.000 euros que irán destinados al alumbrado público, estos dos últimos trabajos sujetos al PIL 2018.

Según ha explicado el alcalde, Alberto Ilundáin, se trata de unas cuentas que “apuestan por la mejora y refuerzo del personal y también por el cambio en los servicios informáticos, algo que además de ser una apuesta pionera mejorará la gestión de ingresos y supone un avance para una nueva administración electrónica”.

Entre las novedades, se ha conseguido también aumentar el contrato en la biblioteca para que abra durante las mañanas y las tardes -“algo con lo que cuentan pocos municipios de la comarca”, según Iundáin-, y se recuperarán las dos plazas de auxiliar de la Policía Municipal con agentes que se incoporarán a la plantilla orgánica, que cuenta actualmente con 13 personas. Desde UPN criticaron este incremento de la plantilla, que consideraron “excesivo”. Según valoró el edil Sebastián Marco, “deberían reforzarse más otras áreas”. Reclamó, por ejemplo, un puesto de aparejador municipal en el Consistorio o reforzar el área de servicios múltiples.

Por otra parte, la concejala de EH Bildu Cecilia Antolín avanzó que se subvencionará a las familias que quieran llevar a sus hijos a estudiar en Euskera a otros municipios. “Queremos saber qué necesidades hay al respecto, si existe demanda, y en ese caso estudiaremos incorporar el servicio”.

Será un técnico de Euskera, a través de una nueva contratación, el que se encargue de regular esta iniciativa, “porque no pueden ser los propios vecinos o un colectivo el que lo haga. Hay que regular también las actividades que ya se realizan en esta lengua, por eso comenzará trabajando a media jornada y con un gasto gestionado a través de Euskarabidea”, indicó.

participación Se incluyen este año, además, dos partidas destinadas a presupuestos participativos para el Valle (12.000 euros) y para Noáin (25.000 euros). Por otra parte, se incorpora una suma de 63.000euros, tal y como se acordó en sesión plenaria, que se destinará a trabajos a realizar en los términos concejiles.

Según valoró el concejal del PSN, Juan Felipe Martínez de Lizarrondo, se trata de unos presupuestos “tristes” en comparación con los anteriores, “sobre todo en cuanto a falta de partidas para la mejora de infraestructuras locales. El polideportivo está saturado, hacen falta inversiones en Educación... Es un presupuesto continuista”, denunció, algo con lo que el alcalde, que reiteró su apoyo a las nuevas partidas y señaló que han conseguido incrementar el remanente de Tesorería de manera paulatina a pesar de que se incrementó el gasto, no estuvo de acuerdo. Desde I-E el edil Nicolás Subirán se mostró de acuerdo con las cuentas, “excepto en el punto de los servicios múltiples”.