El Ayuntamiento no apoya convocar una consulta popular sobre los usos de Bardenas con la abstención de I-E

Cada socio del tripartito votó de una forma distinta preguntar sobre el uso militar

f. Pérez-Nievas - Sábado, 3 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

tudela. El Ayuntamiento de Tudela se opuso ayer a la consulta popular sobre los usos de Bardenas, incluido el uso militar del Polígono de Tiro, gracias a los votos de UPN, PSN, PPN y el concejal no adscrito, mientras que Izquierda- Ezkerra se abstuvo en el primero de los puntos de la moción que hacía hincapié en este aspecto. Hay que recordar que solo cuatro días antes la misma moción (que en Castejón presentó UPSC y en Tudela la CUP) fue aprobada en Castejón con los votos de IU (uno de los partidos integrantes de I-E, junto con Batzarre) y los de los dos ediles que han abandonado PSN. Sin embargo, estas mismas formaciones no votaron a favor de la misma moción en Tudela, ya que I-E se abstuvo y PSN votó en contra.

La moción, realizada por el colectivo Bardenas Libres 2018, instaba al Consistorio a mostrar su compromiso firme para que tome “las medidas necesarias para llevar a cabo una consulta popular, sobre los actuales usos que se le están dando al territorio de Bardenas, incluido el uso militar, antes de que acabe el año 2018”. Desde I-E, la concejala Marisa Marqués (integrante de la Asamblea Antipolígono de Tiro) explicó la abstención de su grupo señalando que “siempre hemos apostado por el desmantelamiento y por unas Bardenas para el pueblo pero nos abstendremos en el primer punto (el de la consulta) porque hay cuestiones que no se pueden someter a votación sino que es cuestión de principios no sujeta a consultas, como al pena de muerte o la guerra”. Llama la atención la abstención de este grupo máxime cuando la Asamblea Antipolígono reivindicó en 2011 una “consulta vinculante a las poblaciones afectadas” por la instalación militar y en 2008 en la Marcha contra el Polígono la misma Asamblea pidió “una consulta ciudadana para saber qué quiere la gente, si desmantelar el polígono de tiro o que continúe”.

Tras la aprobación inicial en Castejón, Batzarre emitió una nota en twiter en la que se felicitaba por la decisión, aunque posteriormente en otro indicaron que apoyan el acuerdo aunque “no compartimos posible referéndum porque no tendría validez legal y podría frustrar a la gente”. Por su parte I-U retuiteó el mensaje de Bardenas Libres en que se felicitaban por la aprobación de la consulta en Castejón.

I-E si que respaldó los otros puntos de la moción en los que se pedía el desmantelamiento, medidas ambientales y transparencia. Aunque esta formación hubiera respaldado la consulta tampoco hubiera salido adelante ante los votos contrarios de la oposición y de los tres ediles de su compañero de gobierno PSN.

Precisamente PSN, por boca de José Ángel Andrés, apuntó que el Polígono está porque hay “un convenio negociado”. Andrés recordó que en 2008 21 de los 22 entes congozantes apoyaron la continuidad el Polígono e hizo hincapié en lo que la aportación económica supone para los ayuntamientos, valles (Roncal y Salazar) y Monasterio de la Oliva. “Esos 195.000 euros suponen el 10% de muchos presupuestos y cuando la cuota suba a 14 millones puede significar el 20%. El dinero ha servido para el desarrollo de los municipios y es también una forma de hacer comarca”. El tercer socio de gobierno, Tudela Puede, si que aprobó (junto a la CUP) la petición de la consulta popular. Rubén Domínguez explicó que “estamos hablando del derecho a decidir. Nosotros llevamos en nuestro ADN las consultas populares que son un derecho legítimo”. Por último desde UPN, Félix Zapatero aseguró que hay transparencia en la Junta de Bardenas y que “es el ente más auditado de Navarra”.