Emisión imposible

‘Fariña’, una historia de cine

Por Javier Arizaleta - Domingo, 4 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Digamos que le ha venido de perlas el secuestro de la obra de Nacho Carretero en la que se ha basado la serie de televisión Fariña, por las quejas de un exalcalde gallego de O Grove un tal Alfredo Bea Gondar, que se sentía mencionado en la historia. Desde luego, ha contribuido a que el éxito de la serie de televisión que estrenó esta semana Antena3, sea histórico para una obra de nuestra industria. Decisiones así como las de secuestrar una obra literaria a estas alturas del siglo se hacen difícilmente llevaderas. Además no queda claro qué es lo que va a pasar en el futuro inmediato porque el resto de la historia la tienen que tener guardada en el baúl hasta nueva orden. Pero es que el relato no acaba aquí porque, además, el protagonista principal también se ha quejado a los tribunales. El narcotraficante Laureano Oubiña fue interpretado por el actor Carlos Blanco que también ha protagonizado alguna escena de sexo que han ruborizado a este vendedor al por mayor de droga cuyos efectos dejaron un reguero de muerte, violencia y enfermedades en Galicia y en el resto de la península. Pero resulta que debajo de este capo hay un tipo sensible que le da coraje que le recreen sus arrumacos con su mujer. Resulta enternecedor que esa mezcla de rubor y sofoco que sufrió al verse retratado en cueros con su Ester y que en otros tiempos la hubiera resuelto según las normas de la camorra, hoy se ha trasformado en bochorno y lo pone en manos de su abogado. Está claro que la mafia nunca dejará de dar ideas a los guionistas para que sigan superando la ficción. Y esto hay que celebrarlo hoy, una de las noches de ficción más universales como es la Gala de los Oscar. Una noche muy larga que arranca sobre las 11.30 y acaba sobre las seis de la mañana. Un espectáculo dentro del espectáculo, donde los espectadores celebran fiesta viendo aquella otra gran fiesta que la magia del cine todavía mantiene.