La coalición de Berlusconi lidera los sondeos pero el M5S es el más votado

De confirmarse hoy el resultado Italia se encamina a una situación de bloqueo político y difícil formación de Gobierno

Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Roma - El Movimiento 5 Estrellas, (M5S) formación populista y antisistema liderado por Luigi di Maio, ganó las elecciones italianas con entre el 29% y el 32% de los votos, según los primeros sondeos a pie de urna que se publicado tras el cierre de los colegios electorales a las once de la noche. El margen de error de estas encuestas es de entre el 3% y 4%, aunque tradicionalmemte los sondeos italianos no suelen ser muy certeros, circunstancia a la que se añade que los italianos estrenaron un nuevo sistema electoral

Los antisistema habrían conseguido superar los resultados que les auguraban las encuestas después de una campaña en la que han arremetido contra la izquierda y la derecha y han prometido, entre otras cosas, una renta ciudadana para beneficiar la contratación juvenil y acabar con los privilegios de los diputados. Su nuevo populismo ha sabido canalizar el enfado de los italianos, cansados de las tácticas de la vieja política de los partidos tradicionales. Pese a ello, se quedan lejos del 40% necesario para formar gobierno en solitario

La coalición de centroderecha que une al ex primer ministro Silvio Berlusconi con otros partidos de ultraderecha se perfila como la vencedora de las elecciones generales en Italia, según un sondeo a pie de urna difundido por el canal público RAI.

En el seno de la coalición la Forza Italia de Berlusconi conseguiría en el Senado entre el 13% y el 16% de los votos y en la Cámara de Diputados entre un 12,5% y un 15,5%. Su asociada Liga Norte tendría entre un 13% y un 16% en el Senado y un 12,5% y un 15,5% en la Cámara;Hermanos de Italia entre el 4% y el 6% en el Senado y 3,5% 5,5% en la Cámara.

El gran derrotado según los sondeos tras el cierre de las urnas sería el Partido Demócrata de Matteo Renzi, que caería entre el 20,5% y el 23,5% de los votos, por debajo del 25% que obtuvieron hace cinco años. Los electores no le habrían perdonado que no dejara la política tal y como prometió tras perder el referéndum constitucional del año 2016. Con este resultado se complica que el PD pudiera liderar un posible gobierno de gran coalición.

Según el sondeo de Mediaset, la coalición de centroderecha tendría entre el 32,5%y el 36,5% de los sufragios y el Movimiento 5 Estrellas obtendría del 29% al 33%. El PD quedaría con entre el 17,5% y el 21% de votos.

Por parte del Partido Democrático, el senador Ettore Rosato afirmó en declaraciones a la cadena RAI que si el PD no supera el 23% pasará a la oposición.

“Con estas proyecciones de las encuestas, de confirmarse con el recuento definitivo de los votos que concluirá hoy por la tarde, conducirían a una situación de bloqueo político en Italia y exigirían una compleja negociación para formar gobierno.

73% de participación En cuanto a la participación, los datos oficiales del Ministerio del Interior apuntaban a un 73,9% del censo, según datos correspondientes a 3.267 de los 7.958 municipios italianos.

Las votaciones se produjeron en un clima de tranquilidad aunque a lo largo de la jornada hubo grandes filas y problemas con las papeletas por el complejo sistema con el que votan los italianos, que prevé un método mixto mayoritario y proporcional, con circunscripciones uninominales y plurinominales. Y es que la forma de elegir a los miembros del próximo Parlamento de Italia no es nada es sencilla. Pero los italianos ya están acostumbrados a la inestabilidad, no en vano han tenido 64 gobiernos en 70 años.

tres opciones Los italianos se enfrentaban a tres posibilidades: votar solo a un candidato a una circunscripción uninominal -en cuyo caso también se apoya al partido o a toda la coalición que lo secunda-;marcar con una cruz solo un partido, y se apoya también al candidato de la circunscripción uninominal pero no a toda la coalición, o votar tanto al candidato de la circunscripción uninominal como a una formación de las que le apoyan.

En varios colegios de ciudades como Palermo (sur) o Roma se detectaron errores en los nombres de los candidatos escritos en los papeles y en algunos casos, como en un colegio de la capital, una urna con 36 votos tuvo que ser anulada, aunque las personas fueron contactadas para que pudieran repetir su sufragio. Fue un ciudadano quien se percató del error y advirtió al presidente de la mesa, quien procedió a suspender temporalmente la votación. El suceso fue criticado por el expresidente del Senado y líder del partido de izquierdas Libres e Iguales, formado por exmiembros del gubernamental Partido Democrático, Pietro Grasso, que calificó lo ocurrido de “grave error”.

“En el día más importante de la democracia, el de las elecciones, hay retrasos y errores inaceptables, espero que esto no desanime a los ciudadanos a participar”, dijo Pietro Grasso, que se presenta como candidato en una de las circunscripciones uninominales de Palermo. Sin embargo, precisamente en esta ciudad, el fallo fue identificado y se procedió a imprimir de nuevo las papeletas correctas, si bien no todas llegaron a tiempo a los colegios electorales afectados antes de la apertura y muchos ciudadanos tuvieron que esperar.

Comicios regionales Al mismo tiempo que en las elecciones generales en todo el país, en las urnas los ciudadanos de las regiones de Lacio (centro) y Lombardía (norte)- dos de las más importantes de Italia- también elegían a su presidente y a los miembros de su consejo. Los italianos de estas regiones recibieron al llegar a la mesa electoral que les correspondía una tercera papeleta de color verde que se sumaba a las dos que servían para elegir el próximo Parlamento italiano, una rosa para la votación de los candidatos a la Cámara de los Diputados y una amarilla para el Senado.

El recuento de los votos en estas regiones está previsto que comience hoy lunes por la tarde, una vez se conozca el escrutinio definitivo de las elecciones generales en todo el país. - E.P./Efe/D.N.