EL ACUSADO, huido, no ha sido localizado

Suspenden el juicio por la violación de una chica hace 20 años en Azpeitia

Fachada de la Audiencia de Gipuzkoa.

EFE - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 11:39h.

DONOSTIA. La Audiencia de Gipuzkoa se ha visto obligada a suspender el juicio contra el hombre acusado de violar a una joven hace veinte años en Azpeitia, después de que las gestiones realizadas en Francia, donde se había localizado un posible domicilio del huido, hayan resultado infructuosas.

Según han informado a EFE fuentes del caso, estaba previsto que la vista por estos hechos tuviera lugar mañana, aunque finalmente ha sido aplazada sin fecha fija, tras no haber podido localizar al fugado, de origen magrebí, en el país vecino.

Este hombre se enfrenta a una petición de once años de cárcel por parte de la Fiscalía que le acusa de violar a la citada joven en Azpeitia e intentar abusar a otra en Bergara, unos hechos ocurridos hace casi 20 años y que la localización de un posible domicilio del procesado en Francia impidió que llegaran a prescribir.

La primera de las agresiones sexuales que se imputan a este hombre habría tenido lugar el 12 de noviembre de 1998 cuando, según la versión del Ministerio Público, el procesado recogió en autoestop a la primera víctima a la que, tras pedir que se pusiera el cinturón de seguridad, trasladó hasta un polígono industrial de Azpeitia, donde estacionó el vehículo y accionó el cierre centralizado del vehículo.

Posteriormente se abalanzó sobre la chica, la agarró del cuello y, cuando ella empezó a gritar, le dijo que se callara y que se estuviera quieta porque eso no era una violación, a pesar de lo cual presuntamente la obligó a desnudarse, le puso un jersey sobre la cabeza, le dijo que si se estaba quieta no le haría daño y la agredió sexualmente.

Cuando finalizó la agresión, el hombre la ayudó a vestirse, le pidió que no le denunciara, la trasladó a Azkoitia y le dejó que se marchara exigiéndole que no mirara atrás.

Tres días después, el inculpado detuvo su coche en una parada de autobús de la localidad de Bergara, donde preguntó a otra chica la dirección hacia Eibar y después se ofreció a trasladarla a esta localidad.

Ante la insistencia del inculpado, la víctima accedió a montarse en el coche, si bien en un momento dado el hombre cogió un desvío hacia Soraluze con la excusa de que iba a tomar un atajo, a pesar de que la chica le insistió para que siguiera el trayecto hacia la localidad armera que habitualmente realiza el autobús de línea.

No obstante el encausado paró su automóvil e intentó practicar una serie de tocamientos a la perjudicada que inició un forcejeo en el que el hombre presuntamente la agarró de la mandíbula y el hombro, la golpeó en el estómago y le amenazó con un destornillador.

La chica le dijo entonces que si quería dinero lo cogiera y el procesado tomó su DNI, para apuntar sus datos con el fin de evitar que ella lo denunciara.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual y de otro en grado de tentativa, así como de una falta de lesiones por los que reclama penas que suman once años de reclusión y seis fines de semana de arresto.

Además solicita una compensación de 15.000 euros para la primera víctima, y de 6.800 para la segunda, que tardó 60 días en recuperarse de las lesiones sufridas.

Secciones