Más inversiones en la Mancomunidad con un prespuesto de 7,7 millones de euros

Camiones en el vertedero de residuos industriales no peligrosos de Arbizu. (NEREA MAZKIARAN)

La más importante es para la clausura del vertedero de Arbizu y una nueva celda de vertido

Nerea Mazkiaran - Lunes, 5 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

lakuntza - La Mancomunidad de Sakana aprobó en su última asamblea general una previsión de ingresos y gastos de 7.714.468 euros, un millón más que el pasado año. “Las aportaciones de los ayuntamientos son similares pero en este ejercicio hay más inversiones por las subvenciones del PIL”, apunta David Oroz, presidente de la Mancomunidad de Sakana. La más importante, 1.555.602 euros, es para la clausura del vertedero de residuos inertes no peligros de Arbizu y la adecuación de una nueva celda de vertido. Las obras están en fase de concurso, abierto hasta el 17 de marzo.

El vertedero actual tiene una superficie de 32.280 metros cuadrados. Para su clausura se utilizarán residuos vegetales de la desaparecida empresa Aralur de Ziordia, unos 7.000 metros cúbicos de tierra. Asimismo, se pondrá una envoltura especial y se impermeabilizará con 50 centímetros de arcilla procedente de una parcela de Arbizu.

La nueva celda de vertido tendrá una superficie de 22.000 metros cuadrados y una capacidad de 98.000 metros cúbico, con una vida útil de unos 8-10 años. Se depositarán residuos industriales no peligrosos y la parte de rechazo del compost.

Asimismo, dentro del servicio de residuos, se prevé habilitar dos puntos limpios en Altsasu y Ziordia. Para el primero 310.773 euros y para el segundo 57.000 euros. También se contempla una partida de 135.000 euros para la compra de un camión.

MÁS INVERSIONES En el servicio de agua la inversión más importante es para la red de abastecimiento existente entre el nacedero de Iribas hasta Irurtzun. Para ello se destinan 535.449 euros. “Es una de las cuatro alternativas que se recogen en el Plan Director de Agua del Gobierno de Navarra”, observa Oroz. Otra es desde Urdalur, red que en la actualidad llega hasta Satrustegi. “El próximo año se prevé continuar con estos trabajos”, adelanta el presidente de la Mancomunidad de Sakana. Por otro lado, se contempla una partida de 178.000 euros para mantenimiento de la red así como para financiar la parte de abastecimiento y saneamiento de las obras previstas en Arbizu y Lakuntza. Asimismo, se destinan 10.000 euros para la identificación de agua no registrada, que supone más del 50% del total. “Hay diferencias entre pueblos pero es un porcentaje muy alto. Es importante hacer un estudio de fugas y poner orden en el tema de contadores”, explica Oroz.

Por otro lado, se destinan 10.000 euros para la contratación de una técnica de igualdad. “Es la cantidad prevista dado que se incorporará durante el año”, apunta Oroz. Trabajará en coordinación con la de Altsasu.

Secciones