El Gobierno revisará el convenio del Valle de los Caídos sin decir cómo

Más de 8.000 españoles fueron deportados a campos de concentración nazis y más de la mitad murió, según datos de Justicia

Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El Gobierno ha admitido que el convenio de 1958 que rige el estatus del Valle de los Caídos suscrito entre la Fundación de la Santa Cruz y la Abadía Benedictina de Santo Domingo de Silos debe ser renovado, teniendo en cuenta el “nuevo marco constitucional” y la “nueva realidad social” de España. La secretaria de Estado de Justicia, Carmen Sánchez-Cortés, reconoció ayer en la Comisión de Justicia del Senado, a preguntas del portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, la necesidad de revisar este acuerdo teniendo en cuenta así las recomendaciones del informe de la Comisión de Expertos para el futuro del enclave, publicado en 2011. El senador Bildarratz se congratuló porque el Ejecutivo dé validez por vez primera al documento de los expertos para que sirva de guía de cara a conseguir la “resignificación” del Valle de los Caídos a fin de que “todo el mundo” pueda reconocer los hechos relacionados con la represión franquista y la Dictadura. Porque, según puso de relieve, cuando él visita el recinto únicamente ve “una sensibilidad”, con flores frescas todos los días en la tumba de Franco, un mensaje a la entrada de la abadía que reza “Caídos por Dios y por España 1936-1939” y sin que los familiares puedan retirar los restos.

También celebró Bildarratz la decisión de renovar el convenio, cuya acta fundacional, recordó, tiene como objetivos “rogar a Dios por las almas de los muertos en Cruzada Nacional” o celebrar misas cada 20 de noviembre, cuando murió Francisco Franco, así como actos religiosos coincidentes con celebraciones franquistas.

Sánchez-Cortés apuntó que el nuevo convenio tendrá que diferenciar entre las obligaciones “religiosas y de culto” y el resto de competencias del Valle, cuya administración, salvo en lo referente a la abadía, siempre corresponderá a la Fundación.

La secretaria de Estado también informó de que más de 8.000 españoles fueron deportados a campos de concentración nazis entre 1940 y 1945, pero el senador vasco instó al Gobierno a precisar la información sobre las víctimas del nazismo ante la disparidad de datos. Iñarritu demandó el listado de nombres y la razón de su internamiento, así como la cifra de muertos, 4.440 según Justicia, ya que existen variaciones de hasta 500. - D.N.