Prisiones admite haber realizado registros en la celda de Sànchez

Alega razones de seguridad, aunque su abogado cree que es una represalia por su actuación en la campaña del 21-D

Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Instituciones Penitenciarias ha admitido que registró la celda del expresidente de la ANC y diputado de Junts per Catalunya, Jordi Sánchez, “por razones de seguridad interior” y ha negado que le haya prohibido comunicarse con su familia y que haya reforzado la seguridad sobre él.

El Gobierno ha respondido en esos términos al diputado del PDeCAT Feliu-Joan Guillaumes, quien registró una batería de preguntas sobre el trato dado en la cárcel Madrid VI de Soto del Real a Jordi Sànchez, que permanece en prisión preventiva desde el 16 de octubre de 2017.

En su respuesta, el Ejecutivo explica que cualquier interno que infrinja las normas puede incurrir en responsabilidad disciplinaria y añade que “la condición de candidato a unas elecciones carece de relevancia respecto al incumplimiento de las normas de convivencia”. Y, en ese contexto, expone que la celda de Sànchez “fue registrada por razones de seguridad interior, amparadas reglamentariamente en la obligación que la Administración tiene de preservar el orden dentro de los centros penitenciarios”.

El pasado 16 de diciembre, el abogado de Sànchez, Jordi Pina, se quejó de “represalias” sufridas por su cliente tras haberse emitido un mensaje suyo en un mitin en Barcelona ante las elecciones del 21 de ese mismo mes. Entre esas supuestas “represalias”, el abogado señaló el registro y el traslado a otro módulo.

El Gobierno, en su respuesta, expone que la separación interior de los internos en una cárcel es competencia “discrecional” de la dirección del centro por “razones organizativas”. También niega que se le haya aplicado “ningún reforzamiento de la seguridad, más allá de la que aconseja la necesidad de preservar su seguridad e integridad física”.

Respecto a las comunicaciones del interno, asegura el Ejecutivo que puede hablar sin problemas con su familia y matiza que “solamente se le ha restringido la comunicación con una persona determinada, que no es familiar”. Esa persona, aunque no se especifica en la respuesta, es la número 31 de la candidatura de JxSi, Núria Guillaumes, ante las sospechas de que fue ella quien grabó el mensaje del preso emitido en campaña. - D.N.

Secciones