Trampas en los pinos de Lodosa para frenar la procesionaria

Colocarán un collar en los troncos de quince árboles del casco urbano como una solución “ecológica”

Martes, 6 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

lodosa - El Ayuntamiento, a través del servicio de jardinería, va a colocar esta misma semana trampas en quince pinos del casco urbano para controlar la procesionaria y evitar los peligros y molestias que crea. En concreto, explicaba el alcalde Pablo Azcona, se va a colocar un collar en cada árbol que, a modo de abrazadera, rodea el tronco haciendo que las orugas caigan a una bolsa en la que mueren cuando tratan de descender al suelo.

Los pinos afectados están, sobre todo, en los parques de El Medianil y El Ferial aunque también hay alguno en los alrededores de las cuevas rehabilitadas y junto al centro de salud.

El sistema que se va instalar en Lodosa para frenar la proliferación de esta plaga es una solución de biocontrol totalmente ecológica, sin productos químicos, que cuenta con un 97% de efectividad. Además, insistía el primer edil, a lo largo del año los jardineros también controlan la aparición de los nidos en los árboles y tratan de podar las ramas.

Y es que, las orugas de las procesionarias, con su cuerpo cubierto de largos pelos, son peligrosas ya que son urticantes. No es necesario el contacto directo puesto que cuando se sienten amenazadas pueden lanzar sus pelos sedosos al aire generando irritaciones y alergias a personas y animales.

Se trata de una de las propuestas que salió adelante en los presupuestos participativos, concretamente en el apartado de Urbanismo. Aunque el presupuesto inicial era de 15.000 euros, el Consistorio invertirá 600 euros y una vez realizada esta fase, los próximos años tan solo habrá que cambiar las bolsas de almacenamiento. - M.S.G.